Parir un libro

Hernán Iglesias Illa está escribiendo un libro: Golden Boys en Nueva York. Vivir en los mercados. Con su proyecto ganó el premio Crónicas Seix Barral, que incluye la participación de Martín Caparrós como tutor durante el proceso creativo.

Ahora Hernán se propuso bloguear el proceso, y aplaudo. Mi curiosidad desmedida no se resiste a semejante invitación.

Hay un punto en el que disiento, con él y Caparrós (después hablamos de lo bien que se siente poder decir “Caparrós se equivoca”, o “No estoy de acuerdo con Seth Godin”, aunque haya mundos de diferencia, y usualmente hacia arriba). No creo que en el blog deba “guardarse” cosas, “cosas que sólo sepan los que lean el libro”.

Creo que en primer lugar, el blog y el libro apuntan a audiencias y tratan temas que prácticamente no se superponen. Por otro lado, no creo que la temática del libro pierda atractivo si me dice quién era el Premio Nobel que los saludó a Cavallo y a él en el Harvard Club de Manhattan.

Desde el punto de vista “comercial” (no cuentes eso que restas incentivos para comprarlo), tampoco olvidemos el “totem value” del libro: si fuera tan fácil reemplazarlo por un blog, no habría incentivos para imprimirlo, en primer lugar. Tan valioso es el libro impreso para el autor como para el lector. Creo que el papel y el blog ocupan planos diferentes; hay quien puede -o pretende- hacer alta literatura con su blog, pero es medio difícil que el Flaubert de esta década sea 100% digital.

Y quiero una copia firmada, Hernán, porque yo, cuando voy a la playa, prefiero 100 veces Flaubert antes que Slashdot.

Writing a book and blogging it

Hernan Iglesias Illa has a project for a book that won the Seix Barral Chronicle Award: Golden Boys. Living the markets (Golden Boys. Viviendo en los mercados. This is my own non-accurate translation).

He’ll blog the process of writing it, with accounts of the interviews he’ll perform and the characters he’ll meet. Great reading for the insatiably curious.

He was wondering what to “leave out” of his blogging, to not give away too much of the story on the blog, but I believe he shouldn’t think of the blog as an antagonist of the book. They cater to different crowds, and tell totally different stories.

The book has a “totem value”, for the author as much as for the reader. If it was that easy to replace books for blogs, the incentive to print books wouldn’t exist.

I want my signed copy, Hernán. I don’t like to take Slashdot with me for beach reading.

One thought on “Parir un libro

  1. Pingback: Publica tu libro online: las ventas van a subir at Verborragia

Comments are closed.