Nadie aprende a nadar por correo

Saúl me escribió hace un tiempo, diciéndome que había decidido dejar todo e irse a otro país a estudiar una maestría en Marketing Digital, en parte por mi culpa. Mientras todavía me duraba la sorpresa por su declaración y el drástico cambio que estaba por emprender, le escribí estos consejos, a su pedido. Saúl no es su verdadero nombre. Esto dije:

Apenas llegues a tu destino, busca trabajo. No permitas que el estudio ocupe el 100% del tiempo. Aprenderás el doble en el trabajo que en la maestría, y aprovecharás el doble el contenido de la maestría si tienes una manera de contrastarlo con la realidad. Nadie aprende a nadar por correo.

Presta atención a tu entorno y aprende cuanto puedas del país donde vayas. Planea quedarte un par de años luego de finalizar el estudio para vivir la vida local sin filtro. Muchas veces se aprende más de uno mismo que de los libros. Cuando observes a tu país a través de los ojos de los medios “extranjeros” y a través de la distancia, encontrarás mucho espacio para el ridículo y la vergüenza ajena. Es normal, viajar cura el nacionalismo ciego. Aprende que hay un mundo allá afuera que no usa chile para lavarse los dientes.

Es probable (y esto viene a partir de mis sentimientos encontrados, porque DETESTO las maestrías in abstracto) que en algún punto descubras que lo que te cuentan en clase es una mamada y lo que te dice la calle es diametralmente opuesto. El 98% de las veces, la calle tiene razón. Follow the money. Pregúntate por qué las personas y empresas compran cosas que tu profesor califica como fútiles y/o nocivas, y verás lo full of shit que están los profesores de maestrías.

Ningún grado abre posibilidades sólo por alcanzarlo. Sólo tú puedes. Estudia y aprende, porque aprender es bueno. Pero trabaja y golpéate con el mundo real, porque tus próximos 40 años los pasarás trabajando, no tonteando en un aula. El mundo opera perfectamente sin nosotros, salvo que le hagamos notar su error.

Los cambios son buenos. Los grandes cambios pueden ser MUY buenos. Los errores son baratos, salvo que olvides usar un condón. No te creas infalible ni quieras serlo. Aunque ahora un año te parezca una eternidad, un día te encontrarás con 35 años escribiendo este mismo correo y todavía tendrás la sensación de que esto recién empieza.

Fácil y rápido: tu blog/site adaptado para móviles

Si ofreces feeds RSS o Atom, puedes adaptar inmediatamente tu contenido para móviles, usando el visor de feeds individuales de Google Reader.

Basta con agregar la URL de tu feed al final de esta dirección: http://www.google.com/reader/m/view/feed/[tu-feed] y listo!

La contra? Aparece el logo de Google. La ventaja? Nada de plugins, nada de configuración, nada de nada. Funciona de maravillas con WP-Cache, ideal para blogs de mucho tráfico.

Esta es mi versión de Verborragia para móviles.

Visto en WTC.

Consejos para volar tranquilo

No soy el tipo que más millas tiene, pero -observador maniático como soy- he detectado algunas pistas que podrían servirle a más de un integrante de la fauna aeroportuaria mundial.

Primero e irrenunciable: debería existir algún tipo de separación entre viajeros con experiencia y novatos (ya sé, una de las primeras barreras es el upgrade automático a business class, pero estoy pensando en algo más accesible). No hay nada que moleste más que alguien que no sabe hacia dónde ir, ni a quién preguntarle algo.

Y aparte de eso:

– No lleves más de un bolso en la cabina. Lo justo y necesario para acomodar tus documentos, agregar unos pañuelos descartables y alguna otra pendejada imprescindible (sí, una PSP, por ejemplo). Nada de lo que puedas llevar incómoda bajo el asiento de adelante, sufrirá si lo mandas a la bodega del avión.
– Si tienes MUCHA sed, o quieres dormir bien, pide cerveza. Por alguna misteriosa causa, la cerveza es la única bebida que te sirven en lata completa. El resto viene en porciones ridículamente chicas, de más o menos un tercio de una lata.
– Si elegiste el asiento de la ventana, no tomes cerveza. Sobre que es difícil dormir en las condiciones infrahumanas de la clase turista, logro conciliar el sueño unos minutos y tengo que levantarme para que vayas a mear? Fuck off
– Si ves que los carritos de comida/bebida/etc están en el pasillo, no vas a poder llegar al baño sin molestar a alguien, programa tus esfínteres para resistir los minutos más.
– Los asientos se asignan al momento del check-in. Nadie se queda sin viajar, ergo no es necesario que te anticipes en la fila de abordaje. Espera que llamen a tu sector y no interrumpas el tránsito de los que suben antes.
– Todo el mundo se baja del avión al finalizar el vuelo. No es necesario que te apures a levantarte y bajar tus bolsos, para después pasar 20 minutos de pie en el pasillo haciendo equilibrio con las 3 maletas y pidiendo disculpas (ver primer item de esta lista).
– No compres en el Duty Free, al menos que sea un reloj y te lo pongas ipso facto. Primero: no ahorras nada si estás comprando cosas que no comprarías en otra parte. Segundo: ver item número uno de esta lista.
– Si usas los audífonos a un volumen tan alto que me molesta a lo lejos, apenas te duermas te voy a bajar el volumen, o desconectarlos, especialmente si sintonizas el canal de reggaeton.

Esta fue la lista de consejos para que YO vuele más tranquilo. Inspiración: 16 horas living the brand con Copa Airlines. For the record: fue un buen vuelo, la tripulación se portó excepcionalmente bien en toooodo el recorrido, lo complicado vino de la mano de los fellow travelers.