No hay una mierda en la radio

Domingo por la noche. B y yo listos para comenzar otra semana, haciendo zapping ya en la cama.

Pasamos por el grupo de canales de series: Sony, Warner, Fox, etc., 12 canales más o menos y cero ganas de dejar uno. Vamos a los de películas? HBO, Cinemax, Cinecanal, otros 10 (sin contar los atrasados 3 horas, que la compañía de cable te vende como canales independientes) pasan sin pena, ni gloria, ni nada notable que nos haga quedar.

– ¿Qué se dice ahora? -pregunta B.
– No hay una mierda en la tele -respondo y nos ponemos a roncar.

Ayer hablábamos de radio en el Chow de ALT1040: en una ciudad como México DF, donde un 50% de la población se pasa más de 2 horas por día arriba de un transporte público o privado, la radio es una pobre sombra de lo que podría ser (NOTA: no tengo idea si hay una relación causal entre horas encerrado en embotellamientos y consumo de radio. Sospecho que sí, pero tenue).

La frase clave es “la radio en México es una pobre sombra de lo que podría ser“.

En los 7 años que llevo en México, nunca tuve ataques fuertes de nostalgia como para buscar streaming de radios argentinas y “darme mi dosis” de cotidianeidad abandonada. Conozco demasiada gente que vive así y me provocan la risa desesperanzada que también trae una mosca que cabecea una ventana sin parar.

Yo uso la radio como ruido de fondo en el auto y en mi casa. No presto suficiente atención a lo que ocurre como para hacer zapping con el dial (radios con dial, se ven las décadas), y mi corte muestral quizás no sea válido para extraer una estadística, pero me parece que se podrían hacer TANTAS cosas diferentes en radio en México, que me pregunto por qué no se hacen y voy a intentar responderme acá mismo.

Tengo identificados 5 tipos de programa, dime si me faltan:

  • Me contrataron porque soy dios y acá se hace lo que yo digo
    Típico de los noticieros de la mañana, se extiende al mediodía y al horario de salida del trabajo. Programas donde el conductor lleva LA voz cantante, los entrevistados puede contestar entre los plugs comerciales y las declamaciones del conductor si se atreven, y el resto del planeta existe sólo para que la voz del conductor tenga suficientes tímpanos para impresionar. Carlos Puig, Oscar Mario Beteta, Carmen Aristegui. Mariano Osorio sería la contraportada bizarra de este grupo.
  • Creías que era un programa de música, pero yo te voy a explicar
    Síndrome habitual en Reactor 105.7. Tres canciones por hora y entre los pocos oasis de música, dos o más tipos contando qué bueno estuvo el festival de Glastonbury del ’96 y por qué se nota la marca de Rubin en un disco que no produjo (resulta que él es ex de la actual mujer del productor real, y en la cama se tunean las consolas). Rulo & troupe.
  • Pago por este espacio, y tengo que recuperar los costos
    Se ve a lo lejos en programas de “estilo de vida” (y autos también) donde el conductor recomienda tantos productos, que si no se los regalaran estaría quebrado. Cada entrevista al tipo de PR de cualquier marca va con una factura por el espacio publicitario de antes y después. Eddy Warman, Fernanda Familiar, Martha Debayle y similares, paguen o no por el espacio.
  • Acá estoy, algo haré
    Los domingos a las cuatro de la tarde, mientras todos comen. Cualquier día de semana, después del himno. Este es el caso inverso del primero: acá la radio contrató un proyecto, y la gente no es ideal. Tipos capaces de desmenuzar la biografía de un rapero o el sistema de servos de un avión a escala hasta un detalle espeluznante, que no le importa a (casi, ya sé) nadie. Expertos en algo que no es comunicación, ni locución, ni entretenimiento, hacen un esfuerzo heroico por llenar de contenido el tiempo que les dan, pero apuntan a un nicho tan chico que podrían mudarse a un podcast y vivir con un 5% de la presión, los horarios y las rigideces del medio.
  • Los que la salvan
    En mi caso, Malasaña en Ibero 90.9. Tizano propone una radio que me encanta escuchar. Porque cuando arranca te da la bienvenida al “peor programa de la radio mexicana” y pone “un poco más de ese jazz maldito, porque ya sé que no estás acá por mí”. Reírse de uno mismo es una virtud que me genera empatía automáticamente, leer textos malditos siempre me resulta mejor que el reporte del tiempo. ¿Hay más como este?

Entiendo que cada estilo requiere diferentes recursos, y no puedo/debería poner a Malasaña como vara para medir a los noticieros, pero para tomar esos programas como ejemplo, suelto algunas ideas que se me ocurren en el camino:

  1. El conductor es el responsable del ritmo del programa. No necesariamente debe ser periodista para poder DIRIGIR un programa de noticias. Cuatro horas de radio por la mañana pueden convertirse en un suplicio si no hay buen ritmo.
  2. Pongan periodistas para reportar y analizar las noticias. Que el conductor ME DEFIENDA y resguarde la dinámica del programa, operando como entrevistador de sus colaboradores.
  3. Si entrevistan a alguien, entiendan que los “de afuera” no tienen el entrenamiento que tienen los de la cabina. No dejen que el invitado seque las neuronas de la audiencia con balbuceos ininteligibles, y tampoco aprovechen el espacio como púlpito para soltar sus propias diatribas.
  4. Ningún tema de “la actualidad nacional” resiste dos horas de repetición y ensalzamiento. Corten y mezclen.

NOTA para las radios “jóvenes”: NINGÚN concierto, no importa si es de Radiohead o Metallica, resiste diez días de “sólo queremos hablar de esto”.

Por supuesto, cualquier cosa es mejorable para el que la mira desde afuera. Mis gustos y preferencias personales son ab-so-lu-ta-men-te irrelevantes para cualquiera que no sea yo (peeeeeero adivina: ¿de quién es este blog?). Lo que me pasa es que es desesperante ser testigo de la dejadez manifiesta con la que desperdician un bien escasísimo.

Cuando los talibanes pro-vida-digitalizada hablaMOS de las ventajas de los nuevos medios versus los “tradicionales”, uno de los primeros argumentos es la abundancia, variedad y flexibilidad de contenidos que se puede alcanzar en la red, en comparación con el resto. Una radio sólo puede producir y transmitir 24 horas de contenidos por día, que si no escuché pierdo para siempre; mientras que cada minuto se suben a Youtube unas 65000 (creo) horas de video.

Con eso en mente, ¿la versión actual de la radio en México es LO MEJOR que se puede hacer cuando te confían la administración de un bien tan escaso como ese?

¿Dónde están los Howard Stern, los Alejandro Dolina, los herederos de Brozo? Con la tremenda cantidad de gente que consume radio en México, debería ser posible encontrarles audiencia a gran cantidad de estilos y formatos nuevos. ¿Es estrictamente necesario conformarse con el mínimo común denominador?

¿Por qué repiten programas diurnos por la noche? REGALEN el espacio al primero que lo pida, que produzca un programa para médicos de guardia y se convierta en el próximo José Sacristán en “Solos en la madrugada”.

Quizás no nos podamos desprender de los vicios y las deudas “de amistad”, pero si se abre un poco el espacio a nuevas ideas, creo que las -a veces infames- leyes de mercado podrán hablar mejor que la agenda personal de un director de programación.

Y los que no tienen acceso a la señal: publiquen podcasts, hablen, hagan ruido. Oscar Noriega dijo “los blogs personales mueren, lo de hoy es el livestream”. En un país que no lee, háblenle a la gente al oído.

No hay una mierda en la radio en México, todavía. Pero me encantaría estar irremediablemente equivocado.

Nace Eje Central, un nuevo medio con la lupa en la política

Eje Central es un proyecto que tiene a Raymundo Riva Palacio como figura y motor principal.

En una cena hace un mes, Raymundo me contaba sus planes y hasta me invitó a participar en el brainstorming para encontrarle un nombre a la criatura: me gusta mucho Eje Central, por su tono local y su literalidad útil.

El timing es perfecto en un año de elecciones, el “plumaje” que reúnen es variado y de renombre.

Aún no le doy toda la vuelta, pero encontré algunas cosas que me gustan mucho, como links directos a columnas de otros medios más y menos tradicionales. El objetivo es sumar voces, no cercar jardines.

Eje Central

Eje Central

Traducción imprecisa

Veo en el blog de Julio Alonso una nota que titula “La prensa escrita no está muerta” en alusión a este comic:

Print media isn\'t dead

El chiste original en inglés es más preciso, dice  “Los medios impresos no están muertos… visite nuestro website para enterarse de todo”.

Creo que es inevitable que los medios impresos pierdan protagonismo frente a un creciento número de “nuevos” (por cuánto tiempo más internet va a ser tratada como new media?) medios y formatos de acceso a la información.

Lo impensable es que desaparezcan. Quizás el modelo de negocios de un diario dentro de 50 años no incluya imprimirse en papel, pero no imagino un mundo sin libros. El libro tiene un valor que va mucho más allá de ser letritas impresas en papel; se convierte en tótem, objeto de conversación. Mi biblioteca habla de mí mejor que mi blogroll.

Me resulta difícil pensar en un acto más cargado de significado y potencial que el de regalar un libro a un niño. Creo que nuestro mundo es lo que es porque ha habido buenos libros en manos de niños que se hicieron grandes hombres, que poblaron libros que leyeron niños…

Mktg Trends 2008

Los amigos de Kätedra me invitaron a hablar sobre redes sociales en el evento Mktg Trends 2008.

Anoche desperté inspirado/agitado y la exposición se armó sola entre las 4:00 y las 5:00 de la mañana.

Me gusta mucho el resultado, así que si no hay cambios en el programa, nos vemos el 5 de Marzo a ver qué tal me quedó.

Mktg Trends 2008

Qué buen diario el Excelsior

Pero qué malos fotógrafos tiene 😉

El insomnio de unos días atrás comienza a dar -muy buenos- frutos y AREA6 aparece en el diario, gracias a la promoción que lanzamos para Armor All.

El detonador? Un video viral que preparamos para difundir la promo con un guiño cómplice y que llegó a la redacción del diario -juro- sin ninguna intervención de nuestra parte.

Toda una página del diario dedicada a una buena idea: no podría ser mejor.

Iniciativa: agreguemos un artículo a Wikipedia

En el blog de la promoción “Gánate un Hot Rod” de Armor All (sip, la organiza AREA6, mi agencia), acaba de surgir una iniciativa interesante: ya que hay opiniones enfervorizadas acerca de la definición de Hot Rod y si aplica o no aplica a las máquinas del infierno que serán los premios, por qué no canalizamos esa energía hacia construir un artículo en español sobre Hot Rods en Wikipedia?

Acá lo que me intriga, y le dejo la pregunta a los (3) sospechosos de siempre que suelen pasar por acá: cuánto cuesta hacer algo así? Para mí, no tiene costo, pero entonces por qué no se hace más veces? O estoy muy desconectado y no he visto otros intentos similares? No te estás hartando de las preguntas sin fin?

La cuestión es esta, según lo que veo: alrededor de los autos de Armor All se armó una conversación sobre -guess- Hot Rods. Entre los que dejaron comentarios en el blog, hay tipos que saben MUCHO. Cuál es el paso lógico siguiente? Llevemos la conversación hacia algo constructivo. O mi único aporte a esa conversación va a ser poner el logo en el header?

La gente que deja comentarios en el site pone tanta energía y conocimientos en ellos, que realmente vale la pena ofrecerles salidas en las que -es probable- no pensaron.

Cuando tienes algo que te apasiona, no te dan ganas de contárselo a todo el mundo? O sólo los bloggers somos así de exhibicionistas?

Insomnio, blogs y Google Earth

Me tomo un respiro entre dos documentos y recapitulo sobre un poco más de un mes de actividad febril.

Hace un tiempo que AREA6 comenzó a trabajar para Armor All, organizando una promoción que salió “al aire” el 1 de noviembre y está muuuy interesante, al menos para mí.

Se trata de un sorteo de 3 fabulosos Hot Rods: un Mustang Mach1, un Corvette y un Dodge Super Bee, los 3 de los ’70s, los 3 potenciados (el Super Bee ruge que da miedo) y “mimados” con productos Armor All por donde te fijes.

Para ganarte uno de estas máquinas del infierno, todo lo que hay que hacer es ir al site de la promoción y registrarte. Después, a rezarle a la suerte.

Para echarle una mano a la señora suerte, desarrollamos un juego que ocurre dentro de Google Earth (te dije que estaba interesante). Una vez que te registras en el site, puedes hacer un recorrido por la Ciudad de México, siguiendo pistas y respondiendo preguntas.

El juego innova en la plataforma. La interfaz de Google Earth es rica y dinámica, ofrece una experiencia diferente cada vez que das un click en la pantalla. “Alterar” las imágenes de la biblioteca satelital de Google para integrar la imagen de la marca fue desafiante, pero lo logramos 🙂

Además del juego, registrando tus compras de productos Armor All e invitando amigos también recibes más oportunidades para el sorteo.

Tenemos un par de ases bajo la manga, comenzando por una colección de diseños exclusivos de playeras NaCo para los bloggers que quieran ayudarnos a difundir la promoción, y otros que no puedo nombrar porque “no señor, nosotros no fuimos”, ya se verán.

Desde aprenderse la API de Google Earth, hasta comprar 3 carrazos en USA y toooodo lo que va al medio, estos últimos 50 días fueron bastante activos.

Y esto no es todo! Universia México también cayó en nuestras garras 😉 y acabamos de anunciar UniBlogs.net, donde la comunidad universitaria puede abrir su blog y participar del gran ecosistema de información y contactos que representa Universia.

Para este proyecto implementamos una versión personalizada WordPress μ, completamente en español y con muuuchos planes de crecer. Ya tuvimos los primeros registros “espontáneos” de nuevos blogs en el sistema, puras buenas noticias.

También estuve inmerso en el desarrollo de un par de websites de uso interno (uno de ellos fue un terrorífico dolor de cabeza, pero siempre ocurre) de otros clientes. Después de tanto desarrollo web, ahora quedan cada vez menos excusas para no tener website, carajo, aunque lo de ocupados es 100% cierto.

En esto anduve, y para los que se quejaron de “Og Mandino”, les mando un saludo 😛

Buscamos redactores, bloggers, moderadores de comunidad

No puedo creer que le voy a pagar a alguien por divertirse en línea.

Necesito 2 moderadores para un website / comunidad centrado en autos, tuning y decoración / bodywork de autos. Las dificilísimas divertidísimas tareas que les tocarán son:

  • Seleccionar videos de YouTube y similares para un canal privado/vertical
  • Buscar y moderar fotos des la web y las enviadas por miembros de la comunidad
  • Proponer, moderar y responder temas y preguntas planteadas en un foro para fanáticos de los autos
  • Hacer crecer la comunidad en general, a través de la difusión de notas y posts, contacto con medios offline, participación activa en otros foros relacionados, etc.
  • Generación de contenidos para un blog central, y material de distribución en newsletter.

Buscamos gente con iniciativa y ganas de dominar el tema. Esperamos que la carga de trabajo disminuya rápidamente en la medida que se habitúen a las tareas, para que puedan sumarse a otros proyectos desarrollar nuevas habilidades.

Además de esta actividad inicial y prioritaria, podrán participar en todos los proyectos de una agencia de publicidad y marketing que está creciendo mucho y rápido. Nuestros proyectos abarcan múltiples medios e industrias diferentes y desafiantes.

Excelente ortografía y gramática son indispensables. Leer esto también es un requisito.

Bloguear no es para todos…

Me gusta el análisis que hace Hugh MacLeod sobre las nuevas herramientas de publicación y “presencia” que hoy están disponibles (Twitter, Jaiku, Facebook, Spock, Dopplr, etc), y se llevan una porción de la energí­a que antes “solo” se ocupaba en blogs.

I remember Robert Hughes, the great art critic saying in his wonderful book, “The Shock Of The New” that the Conceptual Art scene that emerged in the 1960s-1970s was actually good for “Painting”.

Why? Because with everybody else scattering bits of string around gallery floors and calling it “Art” , or covering themselves with butter, rolling themselves in the grass and calling it “Art”, the only people left painting were those, as Hughes put it, “who still actually wanted to paint”.

And paint they did. Hence the big painting revival in the early 1980s. Artists like Julian Schnabel, Francisco Clemente, Basquiat, Keith Haring etc.

I feel similarly about blogs. With new tools like Facebook and Twitter springing up, there’s no need to have a blog unless you really want to, unless you really want to devote that kind of time and effort to it.

As I’ve said more than once before, “Blogging isn’t for everybody, Web 2.0 is for everybody”.

Todaví­a hay mucha gente diciendo a las empresas “abran un blog”, y no se trata de eso. Conversen, abran espacios, usen las herramientas que hoy están disponibles para todos y que el resto del mundo está usando. Creo que ese es el consejo.

Octava Convención Anual Media Ecology en México

El sábado próximo voy a participar en una mesa de conversación sobre Web 2.0 en la Convención Media Ecology. A partir de las 11:30 hs y con entrada libre, hay invitados mucho más interesantes que yo, y vale la pena darse un paseo para escucharlos.

Eduardo Arcos, el (ir)responsable de mi invitación, tiene todos los datos y puedes conseguir entradas para el main event gratis, mandando un email a promociones[arroba]hipertextual.com.

Continue reading

Conociendo gente interesante

It’s a people business! Si alguien me pregunta por qué invierto tanto tiempo en leer y escribir blogs, es por esto.

Hoy estuve tomando un trago con Grant McCracken, un tipo interesantísimo. El fin de semana pasado dejé un comentario en su blog, donde contaba de su viaje a México y hoy se dio un rato para charlar un poco.

Es antropólogo y asesora a empresas en cuestiones de tendencias y comportamientos, se pasó las últimas dos semanas entrevistando amas de casa mexicanas en sus cocinas. Aparte, da clases en Harvard y es parte del Convergence Culture Consortium (C3) del MIT.

Sus email llevan una firma que dice: Lee mi blog, o compra mi nuevo libro en Amazon, o compra mi (otro) aún nuevo libro en Amazon.

Por qué tanto lío? Porque el tipo se sentó dos horas a soportar mi pronunciación vergonzosa y a anotar algunas recomendaciones de lecturas que le dí.

Cuando estaba en la universidad, y leíamos a Drucker, Peters, Dornbusch y Kotler, los autores eran bestias míticas, inalcanzables en un pedestal al que pocos podían acercarse y nadie subir.

Qué cambió a partir de Internet, los blogs y la era de la apertura? Ahora es posible tener acceso. Es posible bajarse unas cervezas con McCracken, o armar un impromptu videocast con Chris Pirillo, o recibir una respuesta de Seth Godin a la exacta media hora de haberle mandado un email.

No significa que se hayan borrado las diferencias, y eso es sano. Que la Harvard Business School no conozca mi nombre es algo perfectamente esperable. Lo crucial para mí es que se multiplican las oportunidades de aprender de tipos que son pesos pesados en lo suyo, sin necesidad del aparato de marketing de una editorial, o sin las murallas corporativas, que suelen ser peores.

La segunda buena noticia es que Grant va a asistir a una cena de Emprendi2.0 la próxima vez que venga a México, probablemente este año. Realmente vale la pena estar colgado de tanto RSS.

El Culto al Amateur

The Cult of the AmateurPor estos días se está hablando mucho del libro de Andrew Keen, El Culto al Amateur (The Cult of the Amateur). En él, Keen afirma que la red de hoy perjudica severamente la cultura. “Cada vez que alguien publica algo en un blog, un periodista mejor y más inteligente muere”, dijo en una conferencia.

En ciertas partes, es posible darle la razón: el que Twitter tenga 2 millones de usuarios no significa que un pueda salir a la calle y encontrar alguien que sepa qué es (salvo que vivas en Silicon Valley), pero en general creo que lo que hace es pegarle a un blanco muy fácil. No creo que su libro tenga muchos lectores fuera del ámbito de los medios digitales.

For the record: creo que Andrew Keen es a la web lo que Jack Thompson es a los videojuegos. Se va a llenar de dinero y se va a hacer famoso, pero por las razones equivocadas.