Cuarenta

Me dio más susto en octubre que ahora en noviembre. Entro a los 40cuarentaCUARENTA en calma.

Alberto Cortez le dio mala fama a esta fecha, un estigma trágico de frontera, de punto de inflexión. Sinceramente espero durar más de 80 años, pero al mismo tiempo no sé si vale la pena aferrarse tanto que se difuminen los recuerdos y las sonrisas.

Mi “tradición” (en su tercera temporada) de sacar cuentas cada 5 años no muestra todo lo que pasó. Entre la última vez que miré alrededor y hoy, pasaron vidas enteras.

Crecí. “Maduré” para acompañar las canas que llegaron sin pedir mi opinión. Me entiendo mejor, y también me pregunto menos cosas. Fluyo. Aprendí a conciliar cosas, facetas mías que a veces intenté separar u ocultar sin mayor excusa. Me siguen inflamando las mismas injusticias, me siguen erizando las mismas sinrazones, y también descubrí que me puede invadir y habitar una empatía asombrosa ante un desconocido.

Entro a los cuarenta casado con una mujer con la que no me hubiera atrevido a soñar, porque era descabellado. Con dos hijos que me enseñan cosas nuevas cada día, de los que quiero contagiarme cada día el valor desmedido, sonriente, y el amor presto. Tengo amigos que toleran mis asados. Tengo una empresa, la novena, que me entusiasma igual que la primera, hace dieciocho años. Tengo suerte. MI suerte.

Hoy es un día como cualquiera, el que cambió bastante soy yo. Pero no soy otro. Soy YO, completo.

4 thoughts on Cuarenta

  1. Me encanto!!mas vos que nunca!! Que linda fue tu suerte y que suerte los que compartimos parte de nuestras vidas con vos!!!

Comments are closed.