Gracias por nada, INADEM, no te necesitamos

Se armó revuelo por la asignación de subsidios del Instituto Nacional del Emprendedor. Coincido con la mitad de las quejas que circulan por mis diversos timelines:

  • Es vergonzoso que un instituto que nace con el mandato de distribuir ayudas y subsidios para fomentar la actividad económica del país, tenga un subejercicio, así sea del 1% de su presupuesto.
  • El proceso no fue transparente en (casi?) ningún punto. No se conoce qué experiencia/preparación tienen los evaluadores, no hay una indicación clara de los criterios que informaron cada decisión, los comentarios que solo algunas solicitudes recibieron son poco claros.
  • Primó la burocracia sobre la misión del Instituto: muchas de las solicitudes tenían errores o faltantes salvables pero no hubo una ronda de retroalimentación para revisar presentaciones.
  • Darle fondos a Coppel, Sigma, Volvo y hasta Chilim Balam (que ya fue un caso destacado de Endeavor hace unos 10 años) da una idea de lo torcido que estuvo el proceso de regaloasignación de fondos. Pero esto tiene una defensa TAN fácil que no sé por qué no circuló ya (más abajo).
  • El que decidió darle 8 millones de pesos a “Reality: El Emprendedor” es corrupto o descerebrado. En ambos casos, no debería estar trabajando en el INADEM.

Ahora, de todas las críticas que leí estos últimos días, ninguna se acercó a los que creo son los principales problemas que enfrenta el emprendedor digital mexicano cuando busca fondos.

Por alguna misteriosa causa un importante grupo de gente relacionada a emprendimientos digitales se olvidó convenientemente de los mantras que pueblan su día a día (“fail fast!”, “valida tu negocio”, “smart money > just money”, etc.) y decidió que el INADEM era su nuevo mejor amigo, hasta que se enteraron de la vil traición.

Estado, gobierno y otras alimañas

Mientras que el Estado es una entidad bastante real, que detenta recursos, derechos y obligaciones, el gobierno es un monstruo efímero, compuesto por una horda de maleantes que solo viven para alcanzar ese sueño, contratados por el capricho y la conveniencia personal de masas iletradas para tomar decisiones sobre los recursos, derechos y obligaciones del Estado, cosa que perpetran con todo desparpajo, conscientes de una impunidad total.

¿Es ese el “socio” ideal que necesitas en este momento -frágil- de la vida de tu startup?

Leí una cantidad importante de tweets diciendo cosas cercanas a “El presupuesto del INADEM es de todos nosotros, que lo repartan bien”. Nada más lejos de la realidad. El Estado es una entidad absolutamente separada de los ciudadanos (o intenta salir de la cárcel diciendo “Yo pagué por esta puerta, denme una llave”) y, una vez tomada una decisión sobre el presupuesto, esta se ejecuta -bien o mal- guste a quien le guste.

Supongo que muchos eran conscientes que el Estado Nacional no se convertiría en socio minoritario de mitaquito.ly, pero igual pidieron fondos. Creo que podrían haberse ahorrado horas y horas de conferencias sobre cómo conseguir inversores en tu espacio o co-founders con plata, resumiéndolo solo a “a caballo con presupuesto regalado no se le miran los dientes”. Hay varios narcos que quieren lavar plata a toda costa, quizás ahí haya plata fácil también.

Zombie startups y otras desgracias

Un día me espetó un emprendedor “Llevo 5 años tratando de desarrollar mi portal turístico y nadie me da dinero”. Al preguntarle hasta dónde había llegado y dónde se había trabado, me mató “Si me dan la lana, lo hago”. Quedó un poco molesto cuando le dije que si en 5 años no había tentado al socio financiero quizás sus ideas eran un poco estúpidas y no le interesaban a nadie.

En los años que llevo observando el mercado, conociendo gente, aconsejando a algunos, financiando a otros, me topo con los mismos nombres una y otra vez. Proyectos que nacen con la convocatoria de un “concurso de startups” y después pasan a incubadoras 1, 2 y 3 mientras tratan de conseguir algunos clientes y sueñan con alguien que por fin les ponga un maletín de dinero en la mesa para poder cobrar sus sueldos atrasados dos años.

Esto no debería ser sorpresa para nadie, pero son MUY POCOS los que llegan a la incubadora 3 sin divorciarse antes, y todavía son menos los que terminan convenciendo a un angel investor o micro-VC para que apueste unos $200,000 en ellos “para escalar, no para subsistir”.

¿Cuánto estarías dispuesto a apostar en contra de que una amplia mayoría de las startups digitales que pidieron plata del INADEM no logran convencer a clientes ni a inversores post-incubadora de ponerles plata, entonces salen a agarrar lo que caiga?

Outliers y otros bestsellers

A los emprendedores digitales nos gusta presentarnos como tipos “distintos”. Gente que trabaja para cambiar el mundo, aunque el camino elegido sea un clon de otras empresas ya exitosas. Somos raros, somos cultos, estudiamos hasta la exasperación la mejor manera de hacer café y cuando se presenta un nuevo lenguaje de programación, ya lo usábamos desde antes que naciera su creador.

Cuando el emprendedor digital piensa en un problema y su monumental intelecto pergeña una solución cándida e innovadora, muchas veces resulta incomprendido, teniendo que luchar contra innumerables adversidades con tal de que su idea vea la luz (y cambie el mundo, que es lo que todos los que fundaron cuponeras querían). Su madre no entiende por qué no trabaja en algún lugar más comprensible para sus compañeras de bingo, su padre jamás le perdonará que no se haya hecho contador y su novia se está empezando a cansar del olor a ombligo añejo que emana cuando se levanta de un hackathon de 36 horas sentado.

Ese personaje y su cuidada imagen personal, fruto de incontables A/B tests realizados en eventos de emprendedores, es quien fue a pararse frente al INADEM a pedir dinero.

Al más grande minimocomundenominadorizador del país, fue a presentarle su proyecto “rarito” y a decirle que quería plata de todos los mexicanos para poder subsistir un rato más y no estudiar contabilidad como los Godinez del mundo, con perdón de los presentes, honorables evaluadores burócratas divinos asalariados culeros.

Y acá se explica perfectamente por qué es un poco más fácil para los Coppel, Sigma y Volvo del mundo conseguir esta plata: porque en general, se va a convertir en sueldos. Empleados declarados, fiscalizables, jubilables y rastreables que pasan a formar parte de la tan deseada “formalidad”, cosa que coincide bastante más con el objetivo general del Estado de generar mayor bienestar y orden a la población, que 3 chicos armando el próximo “AirBnB, pero para paquetes de kleenex a medio usar” que necesitan comprar AdWords.

Agujeros negros y otras oportunidades

Creo que está claro por qué creo que el INADEM puede hacer poco por el “ecosistema” de startups internéticas mexicanas (más allá de disparar fajos de dinero), pero esto no significa que ese ecosistema tenga todo resuelto. Nada más lejos.

Recién acaba de poblarse el sector de incubadoras/aceleradoras y eso Es-Algo-Bueno. El problema es que entre los $40,000 a $50,000 dólares que pone una incubadora y el millón que pone un VC “serio” en una startup mexicana, no hay nada (y están abiertos los comentarios para que me saquen de mi error). Saltar de una incubadora a otra es una anomalía que muestra que tanto los tiempos de este mercado son más lentos y los montos disponibles en cada nivel no terminan de cubrir todo el espectro.

Todavía no termino de descifrar cuál es el factor central que ocasiona esta ausencia de inversiones entre $150,000 y 250,000 que servirían para tomar un negocio presumiblemente evaluado, estabilizado y orientado dentro de una incubadora y hacerlo crecer durante un año o dos. No sé si el costo de administrar esas inversiones es demasiado alto o si la idiosincracia del inversor mexicano tome esos montos como una apuesta demasiado grande para un proyecto tan poco probado.

La buena noticia es que un boleto de avión a San Francisco cuesta unos $600 y allí hay HORDAS de inversores que se ocupan específicamente de este segmento, les sobra la plata y están ansiosos por escuchar tu pitch… a menos que no sea TAN bueno, pero ese es tema para otro post.

Los inversores de ese rango no van a aparecer antes de Navidad, ni este año ni el próximo. Lo bueno es que YA HAY EN MÉXICO un segmento de inversores que pueden tomar la antorcha y marcarle el camino a los cobardesque vengan: las mismas incubadoras. ¿Quién está mejor capacitado para analizar la viabilidad y el futuro de un proyecto que quien lo hizo realidad? ¿Qué mejor señal necesitan los inversores “grandes” que una segunda apuesta por parte de quien conoce las tripas de un negocio?

¿Qué mejor filtro para el resto del mercado que una incubadora diga NO y “gradúe” a un proyecto sin ponerle dinero adicional? Nos libraríamos de muchos zombies, por fin alguien cumpliría con la máxima de “fallar rápido e informativamente”, habría jóvenes entusiastas que en lugar de agonizar 3 años quemando dinero de incubadoras, estarían disponibles para dedicarle energía a proyectos nuevos (y ellos serían los “veteranos” del circuito incubador).

Conclusiones y otras muestras de pereza intelectual

  1. Por favor comienza a mirar otros ombligos: “Emprendedor” para el Estado mexicano no significa exclusivamente “tipito levantando una startup de la nada”.
  2. Por favor date cuenta que si nadie (ni el Estado benefactor!) quiere poner plata en tu proyecto, puede no ser tan interesante (o escalable, o generador de empleo, o a largo plazo) como te parece.
  3. Es bueno que exista el INADEM. Si no empiezan a hacer este tipo de desastres cuanto antes, jamás estarán en condiciones de hacerlo verdaderamente bien en unas 8-10 iteraciones.
  4. Lo cual no significa que tenga que ser bueno PARA TÍ. En general “disrupción”, “innovación”, “desintermediación” y otros neologismos que se recitan en eventos y prensa adictaespecializada, no le hacen cosquillas en el lugar correcto a los funcionarios que tienen que leer demasiadas solicitudes en tan pocos días.
  5. Ni está tan cool que le pidas subsidios al Estado para alargar la agonía de tu sueño guajiro, ni se debería ver bien que pases por 500 incubadoras (see what I did there?) antes de pasar al segundo nivel, sea avanzar o morir.
  6. Las incubadoras están en una posición privilegiada para dirigir la primera ronda/segunda vuelta de capital “serio” a los proyectos que valgan la pena, reduciendo la incertidumbre y abriendo el juego a otros participantes del mercado.

14 thoughts on Gracias por nada, INADEM, no te necesitamos

  1. Muy de acuerdo en todo lo que dices mi estimado. Nada más quisiera complementar tus reflexiones con un par de cosas que desde mi trinchera me tocó ver.

    1. Un par de startups que conozco (en una tengo skin y en otra no), ambas facturando desde el mes uno y creciendo mes a mes, se la pelaron durísimo con los fondos. ¿Por qué los pidieron? Porque la competencia los pidió y si ellos se los llevában (lo cual sucedió), tendrían una clara ventaja, sobre todo en esta etapa en la que un par de billetes te traen un par más de visitas y medio cliente más. ¿Por qué no se lo llevaron? No entraré en detalles, pero claramente fueron mal evaluados. Son empresas rentables, no zombies, que perdieron puntos en la calificación por detalles no sólo absurdos sino evidentemente mal calificados por quien sabe quien.

    2. Una vez “justificado” el por qué no fue tan descabellado ni incongruente para algunos emprendedores entrarle a pedir los fondos. Me tocó ver a 3 emprendedores preguntándose ¿por qué proyectos muy similares (idénticos) sí obtuvieron los fondos y otros no? y ¿por qué todas las empresas pertenecientes a una aceleradora que tiene influencia en el INADEM se llevaron sus respectivos fondos?

    Estoy 100% de acuerdo que dentro de cierto contexto no se deberían haber solicitado esos fondos pero creo que en ciertas situaciones, bien hecho, se podrían generar empleos y crecimientos importantes en las empresas que tienen mucho pa donde crecer.

    Como siempre, gracias por estos posts que ponen claridad sobre el momento que estamos viviendo.

  2. Que lindo. Hace 3 años el andres thought of the day era “nadie tiene huevos para emprender, que carajos” –> http://andresb.net/blog/post/2011/04/los-emprendedores-florecen-en-el-vacio/

    Ahora tenemos el “hay un chingo de emprendedores, pero son una bola de huevones que creen que con hacer una encuesta en un evento ya validaron su producto, paso 2 = magic, paso 3.. les van a llover los millones” y además tenemos el “las incubadoras son un desmadre e injustas”.

    Como me alegra que sobran las aceleradoras, eventos, emprendedores (así sean huevones) y comunidades. Digo, hace 4 años ningún Oxxo me recibía tarjetas de crédito because fuck you. Hoy pago mi taxi con mi app de un tercero que usé para pedirlo en la primera instancia.

    Quiero decir, todo lo que discutes acá son happy problems para un mercadito de inversión en tecnología que ni existía hace 3 años.

    Eso si estoy contigo en eso de que el ultimate millenial statement es decir que mi empresa es para cambiar el mundo, pero de todos modos para la industria le es muy útil el intangible que es toda la prensa que se genera alrededor de todo este bullshit por que igual habrán sobrevivientes por mera presión darwiniana que recibirán luz. Si resulta UN emprendimiento flagship para el país, misión completa.

    Eso si, no hay diferencia entre ser un emprendedor que vive de inversiones por aceleradoras y jugar golf profesional. Pero, allá el que quiera hacer su negocio como lo quiera hacer con los riesgos que quiera asumir.

    /Ophelia “Take the money and Run” Pastrana

  3. En nuestro caso (Venddo) nos la hemos partido y si generamos revenues y tenemos usuarios. Obviamente este subsidio (que si se dan cuenta es coinversión), nos ayudaba a crecer en desarrollo y ventas.

    Lo que más critico es la manera de asignar y el hecho de que el dinero se vaya a Fondos que no existen en lugar de a PYMES o Startups _como quieran llamarles_ que ya están operando y que incluso tenemos estados financieros auditables:
    Pero vean mi historia completa mejor: http://vend.do/1e855

  4. @Fede, esto es desde las tripas (respeto mucho lo que haces y me gustaría coincidir contigo en algún proyecto) pero si con $30,000 haces desaparecer a la competencia (en un mercado interesante) no deberías tener problema para conseguir fondos privados. Si con $30,000 compras más AdWords, quizás los evaluadores no hayan visto eso como un destino valioso para los fondos. Todo lo otro es aplicable: quizás TODOS los proyectos estuvieron mal evaluados y los que recibieron fondos serán un fiasco. Amigos, injusticia, etc. es el Estado que conocemos/prevemos.

    @Ophelia: Citius, Altius, Fortius. Además, cuando digo que todo está bien, nadie me deja comentarios.

    @José: propongan procesos diferentes. Organícense como emprendedores, armen una cámara y hagan lobby presentando casos de éxito en evaluación y distribución de subsidios en Noruega, que parece ser la darling mundial. Este es un primer paso, el INADEM va a seguir existiendo. “Cuando la voluntad/cultura popular y las leyes/normas difieren sostenidamente a través del tiempo, al menos en democracia la que cambia es la ley” –Clay Shirky

  5. Independientemente de todas las “áreas de oportunidad” que presenta el ecosistema de emprendimiento tecnológico en Mx, lo que puedo decir en cuanto al tema de fondos de gobierno para apoyar empresas, es que como emprendedor no puedes ni debes depender de ellos para lograr arrancar tu negocio.

    Dichos fondos y programas, para poder cumplir con su normatividad, requieren mucho involucramiento (tiempo, esfuerzo y lobbying) del representante legal. En una PyME, el único que puede hacer todo esto es el fundador(es). Y por experiencia, les puedo decir que es más redituable dedicar ese tiempo/esfuerzo/lobbying para desarrollar su producto y a sus clientes, que a andar persiguiendo fondos.

    Que es una desventaja que a tu competidor si le den fondos? hhmm tal vez, pero es mínima. Es dinero (y no smart money), y no puede ser superado por la ejecución. Adicionalmente, acarrera un impuesto muy alto en forma de restricciones. Lo que te da en recursos económicos, te lo quita en agilidad y flexibilidad. No conozco bien las reglas del fondo de INADEM, pero en el caso de Prosoft, es dificil pivotear o incluso cambiar de proveedor porque requiere aprobación (y es leentttooooo).

    Así que mi recomendación es: si hay un fondo/programa con un fit muy claro para las características de tu startup, y puedes darte el lujo de dedicarle tiempo (ojo: requiere esfuerzo previo para aplicar y luego esfuerzo post para reportar resultados y cerrar), entonces intenta entrarle, pero por ninguna razón bases el éxito de tu negocio en la obtención de dicho fondo.

    Habiendo dicho eso, concuerdo con que se le exija al INADEM que mejore sus procesos y sobre todo que sea transparente. El horno definitivamente no está para bollos.

    P.D.: “500 incubadoras”, jeje.

  6. Me encantó el post.. hasta parecia por momentos que me habian leido la mente! Deberian dejar de hacer eventos como hackatones y startup weekends para evitar vender ql por mayor el sueño silicon valley que tanta utopia genera entre los startuperos..entre otras mil cosas.

  7. $30,000 USD no hacen la diferencia, peor por ahí de los $120,000 es una barrera interesante (en Mex).

  8. “Cuando se presenta un nuevo lenguaje de programación, ya lo usábamos desde antes que naciera su creador.” LOL tanto ninja hacker haciéndole al emprendedor últimamente, not good at all.

    Creo que un pequeño baño de realidad no le cae mal a nadie de vez en cuando.

  9. Tristemente, muchos de los fondos se van para quien los sabe pedir, no para quien realmente lo necesita. La realidad es que el “arte” de bajar fondos es una disciplina que requiere una serie de habilidades, un poco de maña, y MUCHO conocimiento de los procesos, como se evaluan, que palabras les hacen cosquillitas a los evaluadores, entre otras.

    Source: Mi jefe consiguio aprobar varios fondos de esta ultima ronda (3) y no sabe ni madres de emprendimiento, los bajo en base a hablar bonito y escribir las palabras que se deben de escribir en las solicitudes de fondos.

  10. Andres,

    Me ha encantado el post, siempre poniendo un poco de realidad en el plato.

    Es triste ver que pasen este tipo de cosas, pero vamos… todos sabían que iba a suceder de esta forma, el problema que tenemos los mexicanos que estamos emprendiendo en tecnología es la falta de mentores que hayan tenido éxito en este sector. Quizá es alla donde no están faltando estas personas que mencionas que puedan invertir entre 150K y 200K.

    Estamos inundados de Startup Weekends con muchos chicos que traen buena vibra de emprender, de crear y de cambiar el mundo, sin embargo la falta de madurez no les deja más otra opción que ir bajando fondos para llevar a la realidad su “sueño“ o participar en “500 aceleradoras“ en aceleradora.

    Lo cierto de este negocio es que las Startups más exitosas en las que conozco personalmente a muchos de sus emprendedores son aquellos que vienen de un mundo “corporativo“ con ideas claras y que saben donde encontrar el dinero que no sean $25,000 USD y desde los primeros meses están vendiendo y ejecutando.

    “Gente que trabaja para cambiar el mundo, aunque el camino elegido sea un clon de otras empresas ya exitosas.“ — En este punto estoy a favor de crear “clones“ de empresas exitosas, estamos en un escenario en el que lo que funciona bien en USA puede funcionar bien en México porque tenemos similitudes como consumidores, hacerlo de esta forma es debido a la falta de inversionistas en México y de casos de Exito. Una Startup es una bomba de tiempo, en unos meses puede morir a falta de capital, que muestres que tu modelo de negocio es exitoso en otras partes del mundo, valida el modelo, porque en México aun estamos muy verdes para que validen al “equipo“, ya que no somos “ExGooglers“ o “ExPaypal“ aqui si trabajas en Google o en Facebook eres vendedor… En USA si vienes de un lugar así al final creen en ti y menos en el modelo de negocio que tengas y te ponen de entrada 500K a 1MDD. Rocket Internet esta a poco de hacer un IPO, son los REYES en “clonar startups“ en Europa y les funciona muy bien, tampoco creo que inventarse el hilo negro sea lo que va a pasar en México, si es así entonces todas las Aceleradoras lo están haciendo mal porque su foco es Consumer y no Biotecnologia.

    No puedes pedirle a este Pais que sus primeras 100 Startups exitosas sean “Facebooks, Googles o Twitters“ primero tienes que permitir que sean clones, que los inversionistas vean de fuera que aqui tambien se pueden ejecutar grandes ideas de la misma forma que en USA y que es todo acerca de capital y no de talento. Despues llegaran las grandes inversiones y creeran más en los equipos que en los modelos de negocio. Hoy en México te inventas algo nuevo e innovador y te piden tus primeros 100K usuarios y en USA solo con contarlo ya tienen 2MDD y para cuando tu tengas tus 200K ellos tendran 2M de usuarios y tu seras el clon. 😛

    Me encanta todo el nuevo “hype“ que hay en México con querer ser emprendedor, pero como todo “ecosistema“ inmaduro, hace falta que comencemos a “fracasar“ antes de comenzar a tener “exito“, nosotros en LastRoom con 1 año casi de operar y unos 8 meses de estar online, hemos aprendido muchas cosas y hay tantas de ellas que no volveríamos a repetir y ese es un camino y un camino difícil. Nosotros alguna vez presentamos ante Wayra, Startup Chile y fuimos rechazados, hoy estoy seguro que tenemos mejores resultados que varias de las Startups del portafolio anterior y el actual, el camino difícil del emprendedor es tambien personalmente uno de los mejores, porque no somos hijos de grandes empresarios y porque no estudiamos en Hardvard, ni mucho menos en el ITESM, no tenemos influencias y no somos expertos en nada, no le tenemos miedo a la competencia y tampoco soñamos con un gran inversionista que venga a poner capital a nuestra empresa.

    Creemos que todos los errores y fracasos que podamos cometer serán nuestros y de nadie más.

    Si eres mexicano y necesitas capital, vete afuera, primero ve a LatAm y despues a USA o España y te encontrarás con mucha gente que quiere invertir. No te quedes en México con la esperanza de que un “WannaVC“ invierta en ti y menos que el Gobierno lo haga.

  11. @Hugo me recordaste a algo que me decían cuando vivía en estados unidos procurando proyectos para una consultora: “You only get what you negotiate”.

    De paso, los startup weekends (que son una FENOMENAL escuela) primero le enseñan al emprendedor a presentar y ser presentables y es un plus si el equipo llegó a la ronda final con un prototipo funcional o business plan.

    La verdad, releyendo el post y pensando un poco, creo que voy a hacer un pequeño statement. El que le hace prensa a que es “startupero” una de dos, o trabaja en el ecosistema (maneja una aceleradora, escribió el libro de como emprender, da hosting para empresas de gente dando su primer ingreso al mercado) o tiene poco de que hablar de su propia empresa y por consecuencia se cuelga del ecosistema para defender su posición en vida.

  12. Seré breve… “Si fuera fácil, todos seríamos millonarios”

    Me parece que nos estamos quedando cortos en la ejecución, ganas: existen, “buena vibra”: hay de sobra, ideas: hay cientos… Así podría continuar mi lista, sin embargo, en algo coincidimos el 99% de las startups creadas en los últimos años y es en que tras ese tiempo no hemos demostrado un éxito contundente con lo que tenemos a nuestro alcance.

    Es momento de abrazar el fracaso como parte natural del proceso de aprendizaje, debemos madurar y saltar al siguiente nivel o prefieren desperdiciar el tiempo quejándose? Si es así, su competencia será muy feliz.

Comments are closed.