Mudanza “a la nube”: basta de email local

Hace un par de meses me robaron mi computadora principal y, aunque mi backup solucionó el 99% de los problemas, comencé a analizar cuánta información realmente necesito local en el equipo y cuánto más podría subir a algún servicio online para quitarme el tema de encima y confiárselo a una empresa que tenga mejores prácticas de custodia de datos que yo.

Mail.app sube que sube

Mail.app sube que sube

Si bien hace años que uso GMail y cuentas de Google Apps para gestionar mi correo (y esas cuentas mantienen un archivo en línea de todo lo que envié y recibí desde 2007), todavía tengo mucho historial en mi computadora y discos varios tirados por ahí, de cuentas que no gestionaba con Google por requerimientos corporativos u otras causas.

En este dominio andresb.net uso Google Apps para gestionar el email y se me ocurrió que podría crear una cuenta por cada archivo diferente y montar todos los correos allí para futura consulta y liberar el espacio en disco de mi nueva MacBook Air, que es escaso.

Así que creé una serie de cuentas llamadas zhistoria-xxx1, 2, 3 (en la versión gratuita de GApps se pueden crear hasta 50 cuentas por dominio) y comencé a subir los correos vía IMAP. Probé el Google Email Uploader, no funcionó para nada, se ahogaba con 500 emails y me volvió loco, así que importé los archivos viejos (en formato MBOX) a Mail.app y los copié a la carpeta All Mail de cada cuenta en Google Apps.

Resultado? Un par de noches con la MacBook sudando y sincronizando cuentas, y ahora tengo 10 Gb de email buscable, filtrable y accesible sin necesidad de andar rastreando discos por ahí. Y 10 Gb extras en el disco para cuando Busnois ponga más música en línea.