Eso que vendes es mío

En el principio, fueron los blogs. Un grupo de iluminados que se desvelaban escribiendo sobre la actualidad tecnológica en sus bitácoras personales, descubren que si en vez de llamar “amigos” a los lectores que tenían, les ponen el mote colectivo de “audiencia” pueden vender espacios publicitarios.

Un nuevo mercado

Las elecciones estadounidenses de 2004 y BusinessWeek en 2005 se encargan de dar el espaldarazo final a esta nueva raza de medios, habilitándolos para competir contra otros medios de pedigree más antiguo por los siempre-decrecientes-presupuestos-publicitarios.

Ese desarrollo, que inicialmente benefició muchísimo a los primeros/mayores bloggers, degeneró -como era esperable- en doble avalancha de basura:

  • Miles de millones de blogs se crearon sólo para pellizcar un par de dólares publicitarios.
  • Cientos/miles de empresas intentaron intermediar entre los anunciantes y esa masa de “contenidos”, para sacar un margen.

Los nuevos ricos jovenzuelos se reían de los viejos medios que lanzaban diatribas contra las nuevas prácticas, defendiendo el proceso editorial y las prácticas periodísticas. Es, en efecto, un mundo nuevo, rápido y cambiante que la gente/audiencia adopta igual de rápido. Los viejos medios languidecen mientras intentan algunas fórmulas “salvadoras”, relativamente ineficaces.

Lo que se les escapó a muchos de estos jovenzuelos, es que los 200 años de práctica ininterrumpida de periodismo y edición profesional han dejado enseñanzas valiosas que no deben perderse por el desdén adolescente que a veces evidencian:

  • Separación completa entre contenido editorial y mensajes publicitarios.
  • Verificación de fuentes, doble-chequeo de datos.
  • Balance editorial (que a veces se confunde con “imparcialidad”).

El primer punto es crucial no sólo en la relación entre una persona y un medio, sino también entre individuos. Uno puede ser tan sesgado como guste, y hablar sin saber nada de nada, como hacen las presentadoras del clima. Pero decir algo falso a cambio de dinero es una de las peores afrentas a la confianza, y se toma con demasiada liviandad.

Ahora la publicidad llegó a Twitter. Facebook tiene muchos más usuarios, pero la naturaleza simétrica de las relaciones (vs Twitter: te sigo y no me sigues) hace que el alcance potencial de los usuarios sea menor que en Twitter, donde un pescado como yo tiene 2500 followers (y 300 “amigos” en FB), entre personas y robots.

Hay empresas como Ad.ly y otros que intermedian entre anunciantes y usuarios de Twitter, insertando mensajes patrocinados en el stream de mensajes de los usuarios que se anotan en el servicio. Si yo me anoto, mis 2500 followers recibirán 2 ó 3 mensajes al día, redactados y pagados por los patrocinadores que contratan los servicios de Ad.ly y su parentela. La última vez que calculé, eso resultaba en unos USD 60 para mi bolsillo al mes, más o menos.

Si hay algo rescatable de esta primera involución, es que estas empresas en general operan en Estados Unidos y Europa, así que deben ajustarse a ciertas políticas standard de calidad y transparencia, para que no les caigan reguladores encima a cada rato. En la mayoría de los casos, los mensajes que emiten estos servicios se identifican como publicidad a través de una etiqueta como #ad, #pub o #sponsor.

Nace el Social Media Guru

Lo más asombroso es lo rápido que la apertura publicitaria degeneró en basura editorial. Al parecer, hay un montón de gente que piensa que mezclar mensaje comerciales con su discurso habitual es lo más común del mundo, y no sólo se suscribieron en masa a esos servicios, sino que los más rebuscados contactan directamente a las empresas para ofrecerles el nuevo espacio “publicitario” que Twitter habilitó: el timeline de los followers.

Los demonizados Social Media Experts son personajes con mayor o menor grado de habilidad -o ganas de encontrar un trabajo en serio- que aconsejan a empresas cómo relacionarse mejor en línea, particularmente en redes sociales y comunidades ad-hoc. El Social Media Guru es un tipo cuyo único mérito aparente es haber acumulado una seria cantidad de seguidores y prostituye su discurso personal al mejor postor.

Dije PROSTITUYE y recién me estoy acercando a mi queja fundamental.

Cada uno es libre de hacer de su Twitter una flor y de su trasero un florero, el que esta fauna sienta que emitir opiniones falsas a cambio de dinero está bien, no me afecta. Me empieza a afectar cuando emiten sus opiniones falsas en MI PANTALLA.

Ahí reside TODO el problema. Si se quisieran tatuar slogans en la frente, no tendría nada que decir. Sólo me reiría a la distancia y trataría de no dejarme ver junto a alguien así. Pero lo que estas luminarias van a vender al escritorio del pobre becario a cargo del “marketing rarito” en las empresas, es MI PANTALLA. La promesa es “si me pagas, yo pongo este mensaje frente a XXXXX gente que me sigue”.

Y el discurso personal se falsea por completo. Porque no sólo emiten estos mensajes pagados, sino que al comenzar a comportarse como “medio”, sienten que TODO su discurso es publicitario, entonces se abstienen de recomendar cosas “para no dar publicidad gratis”. Seamos sinceros: ¿qué valor tiene para un anunciante pagar por menciones si se van a perder entre otras varias que no pagan?

Muere el Social Media Guru

Muere -al menos para mí- porque tiendo a alejarme de la gente que a la mitad de una conversación saca un catálogo de timeshares y trata de manotear mi tarjeta de crédito. Porque es necesario y positivo separar el contenido editorial: qué desayunaste, del contenido comercial: qué empresa te pagó para decir su slogan o “descubrir” su última promoción.

¿Y la autenticidad, apá?

Todas y cada una de las guías que se publicaron tratando de orientar al mundo sobre cómo entrar a Twitter y no morir en el intento, se pueden resumir en “Sé auténtico, sé tú mismo y quien te quiera seguir, lo hará. Dialoga, comparte y recibirás”. Parece mentira que se hayan gastado tantos litros de tinta para decir eso (claro, las guías que trataban de explicar Twitter salían en medios impresos).

Entonces, ¿qué acepción del término “auténtico” usa uno que dice “me encantó esta película, hay un concurso en mi blog, participen para ganar boletos para verla”? ¿Qué parte de la personalidad muestra el que aplaude a Windows 7 e incita a otros a darle “Like” en Facebook a la página de un sistema operativo (yeah! ese es un club donde quiero participar!), mientras él usa profusión de productos Mac, tanto que la marca forma parte de su identidad/avatar digital?

La culpa no es del puerco, sino de quien lo alimenta

Gente sin criterio hay en todas partes. Incluso en las empresas. Después de haber producido obras de arte publicitarias en páginas de las revistas más prestigiosas del mundo, la práctica parece haber saltado a las SEP.

Las Secciones Especiales Publicitarias son anuncios laaargos, de varias páginas, con muchas fotos pero también mucho, mucho texto; tanto texto que parecen un artículo más de la revista, salvo que no respetan ninguno de los criterios editoriales que mencioné más arriba: son pagos, emiten un mensaje completamente pro-marca y de fuentes ni hablemos. Y si fuera por la empresa, el cartelito que indica que es un anuncio pago y no un artículo, desaparecería.

Ahora están tratando de hacer lo mismo en la red. Los banners resultan prácticamente invisibles, así que mejor nos metamos al contenido. Diría British Petroleum: Paguemos para que esta sarta de amateurs hambreados escriba cosas buenas sobre nosotros y no pregunte por ese problemita que tuvimos (hagamos de cuenta que ya pasó) en el Golfo de México que está matando todo lo que toca.

O, en vez de hacer publicidad sobre nuestra promoción para conseguir más incautos, le paguemos a unos cuantos “tuiteros” para que la “descubran” y le cuenten a sus followers qué “cool” es.

Las empresas SIEMPRE buscarán atajos para “poner su mensaje en las retinas de mucha gente” porque todavía esa es la métrica que usan para evaluar la efectividad de una campaña. Medir engagement, satisfacción de clientes y no clientes, reconocimiento y relacionamiento es caro, y bastante difícil.

Pero acá vienen las malas noticias para el Social Media Guru de turno: esa empresa que te paga monedas hoy para publicar falsedades (seamos sinceros, si fuera algo realmente cool, no se necesitaría plata para que hables de ello), dejará de hacerlo pronto, porque te quedarás sin seguidores. La confianza no escala y si no puedo confiar en un 5% de tus recomendaciones, ¿qué sentido tiene confiar en el restante 95%?

Es más caro en tiempo y esfuerzo intentar descifrar qué tweet tuyo es auténtico, que mandarte al carajo. ¿Qué camino piensas que tomaré?

[UPDATE]

Acá antes había una referencia -relativamente didáctica- al evento Nokia Talk, pero se confundía con el espíritu de la primera parte. Ahora ese es un post independiente y la mitad de los comentarios acá abajo sonarán “descolgados”, pero el que avisa no es traidor.


29 thoughts on Eso que vendes es mío

  1. Pingback: Tweets that mention Eso que vendes es mío | Andrés Bianciotto -- Topsy.com

  2. Genial post,

    me parece que pone un poco en evidencia las practicas de algunos “falsos gurues” que tratan de vender experiencias de marcas de manera erronea, prostituyendo a los usuarios por una ínfima cantidad monetaria, sacando el jugo de sus timelines/blogs y ellos sin darse cuenta se venden. Me resulta muy difícil aveces discernir en algunos sitios de la blogocosa argentina hoy en día cuando a alguien le gusta verdaderamente algo o cuando le pagaron para que algo le guste. Es una pena. Y como vos mismo decís si como empresa te interesa que hablen de vos, SE INTERESANTE.

    Amén!

  3. Andres,

    Un interesante análisis el que pones aquí. Si quieres información genuina del origen y contenido de #NokiaTalk, estamos a tus órdenes. Saludos.

  4. Hola Vivian, gracias por la oferta.

    En general no me tienta “cubrir” temas, y los móviles me son bastante ajenos como foco de atención, pero lo que me resultaría interesantísimo es conocer qué approach tiene/sigue Nokia para tener presencia en Twitter y demás redes sociales.

    Te cuento un par de prejuicios que tengo, a ver si se confirman o se van:
    – Apuesto a que durante el evento, hubo gente de Nokia espiando a ver si #nokiatalk llegaba a ser trending topic.
    – Apuesto doble a que si llegaba, lo pondrían en la presentación de resultados del evento.
    – Si hasta ahí voy bien, alguien me puede contar qué significa eso en términos de negocio? Será: 1) Que eligieron bien a los speakers 2) Que las presentaciones de Nokia folk anunciaron cosas interesantes 3) Que Juanes tiene mucha audiencia 4) Que Nokia va a vender más equipos 5) Que Amartino es demasiado ruidoso.
    – Supongamos que lo que ocurrió durante el evento está perfectamente alineado a los objetivos y la presión/saturación con #nokiatalk es exactamente lo que buscaban. Qué hace Nokia para darle continuidad a la presencia? Cómo se escapan de la fugacidad de los happenings online?

    Quiero ser claro: no tengo nada en contra de Nokia, simplemente el evento ocurrió mientras yo escribía este post, y cuando programé Muuter estaba pensando en momentos como este.

    Me parece extraordinario poder tener este intercambio con Vivian Kobeh de Nokia y no con un robot de PR, justamente estoy dándole los retoques finales a otro post, corolario de este, donde me extiendo sobre los beneficios que traen los ejecutivos “visibles” para una empresa (particularmente en tecnología).

  5. Andres. Muy interesante el articulo y tu comentario adicional. Me hicieron repensar un monton de cosas que no tenia en cuenta.

  6. Andres,
    genial tu post y genial tu razonamiento si no fuera que se cae por dos motivos básicos:

    1) A nadie se le pagó para tuitear del evento
    2) Al menos en mi caso solo cubrí los detalles interesantes, noticiosos o divertidos… para mi

    Con lo que caigo a un punto 3 bastante obvio: Si no te gusta mi timeline, simplemente dejá de seguirme y punto porque creo que nadie te obliga

    Y conste que en mi caso estoy (y supongo que lo sabes) totalmente en contra de los tweets, posts, notas, tatuajes en la frente o mensajes “prostituídos” simplmente hay un uso de herramienta mucho más útil que un blog y es Twitter y para mi (un fanático de los blogs y que soy el creador de Celularis) es la cobertura en tiempo real de un evento.

    ¿Te molesta el hashtag? Lástima… pero es la única forma de seguir en vivo un evento y todo lo relacionado al mismo, ej: #Superbowl, #ChristinaAguileraDesnuda, o #amartinogordo

    Al margen: el ejemplo del hashtag sirve para ilustrar que tambien hasta lo usamos para encontrarnos en la piscina del hotel a una hora en particular o saber donde estaba un grupo de gente en otro momento dado

  7. BTW, Queres un ejemplo de una estrategia de social media paga? Buscá #holachau atado a la fiesta del Ford Ka… ¿no lo viste? yo tampoco, eso implica o muestra que prostituir contenido no logra replicación si no hay “carne al asador” 😉

  8. Es interesante el planteo y me toca pero no lo suficiente porque, justamente, yo planteo que siempre hay que remarcar cuando algo es patrocinado o no.

    En mi caso como siempre lo hago no me molesta hablar bien de algo que me gustó y no me estan pagando. Ej: si hablo de un teléfono que probé critico todo lo que tenga para criticar y punto.

    Hasta me animo a hacerlo en posts patrocinados los cuales adorno con un lindo y hermoso cartelito que indica que no es un post “común” si no que es un espacio de publicidad, si no te gusta, no lo leés.

    Ahí yace, para mí, la diferencia entre un espacio de publicidad y un post prostituído. Es enorme la diferencia, y es enorme en la reacción del público, participa si quiere, tiene su decisión en sus manos.

    Ahora bien, que venga un tipo que vive de otra cosa a decirte como debés vivir de tu blog es algo raro y curioso a la vez, en el 90% de los casos en que veo a alguien quejarse de los espacios de publicidad se trata de alguien que NO vive ni vivirá nunca de su trabajo como blogger (probablemente escaso o inexistente) padecen, en algunos casos, el síndrome del Hortelano 😛 no comen, ni dejan comer.

    Por otra parte, el caso de nokiatalk, ahí me suena mucho a berrinche tuyo, muy infantil que te moleste tanto, es twitter, mierda, carajo, es el lugar ideal para el spam, el acoso, los cancheros, los n00bs, los douchebags y todo tipo de escoria humana. Si estas en twitter es porque un poco de escoria sos ¿de que mierda te quejás si te vienen avisando hace 10 días uqe se van todos para NokiaTalk? ¡ya sabés como es twitter! si no te gusta esa mecánica, no sigas a nadie.

    ¿o acaso solo los hashtags pelotudos o los “socialmente correctos” son los permitidos? ¿quien dijo que twitter sólo existía para los langas que se la quieren dar de sabelotodos y tiran hashtags buscando hacerse los cómicos intelectualoides? no, aco aco, a comerla, no es lo que un par quieran, es lo que los usuarios hagan y digan.

    ¿hasthags que no funcionan? hay miles, millones, cuando todos los tags son pagos, no funcan, cuando tiene sentido usarlos, se usan. Por eso #holachau no lo retwittea nadie y #nokiatalk tuvo su repercusión, uno se basaba en una campaña que no prendió, el otro era un evento en vivo que, no digo que tuvo exito, pero tampoco lo buscaba demasiado.

    ¿o acaso el hashtag #wordcampba fue una mierda que odiaste ver en twitter? obvio que no porque fuiste parte de ese evento ¡oh fuck! que cosa no! ¿te pagaron por usar el hashtag de un evento gratuito en el que diste una charla? no, claro que no, si Worcamp BA hubiese tenido a Nokia financiándolo al 100% no faltaría el boludo de turno acusándote de eso.

    ¿ves como se da vuelta muy fácil la torta?

    Hay una enorme cantidad de “opinólogos” diciéndole a los bloggers y twitteros como NO hacer rentables sus medios, ahora bien, no conozco uno solo, pero uno solo, que se le caiga una puta idea más allá del muerto-extinto-inútil-ineficiente banner ¿que tenés para proponer? nada.

    Y ese es un punto que siempre dejan abierto. ¿te molesta un concurso sobre una película? justo hoy comencé uno en mi blog, vi la película antes, me pareció genial, me cagué de risa y la recomiendo por fuera del concurso, está en mis lectores decidir si los cagué o no, y no vengo haciéndolo hace 8 años de bloggear, nunca pongo en jaque mi credibilidad por eso, jamás diría que algo es bueno cuando no lo es aun porque me paguen por ello.

    De eso se trata tener mi propia agencia de publicidad online, poner las pautas de trabajo y marcar los límites, una campaña que haga con Cake Division no tiene esa “bosta” en el medio, la filtro, la modelo, de eso se trata enseñarle al anunciante y al blogger a la vez, es más complejo, pero no es imposible para nada.

    ¿no me creés? bueno, unfollow me 😀

    PS: no conozco medio que realmente haga la separación de publicidad del contenido editorial, si bien hay periodistas puristas, en los medios tradicionales el chivo está constantemente presente y ni te digo en programas que no sean meramente informativos, todo aquello que sea “entretenimiento” está plagado de PNTs y chivos directamente groseros, no hay nadie quejándose ni poniendo en duda su credibilidad, ¿por qué es diferente en los blogs? si vas a comparar con un periodista tradicional entonces nivelá la comparación en todos los sentidos.

    PS2: soy promotor del siempre avisar que un post es patrocinado, mas no puedo forzar a los demás bloggers, es decisión de cada uno como administrar su rancho

  9. Mariano:
    No digo que Nokia haya salido a comprar tweets, en realidad esta ahí como un punto de transición entre la primera parte y otro post que voy a publicar en un rato. Igual, entre viaje, hotel, etc. el evento califica como junket, no?

    Y te dejé de seguir, dejé de seguir a Arcos, Inti, Modulor, etc. mientras estuvieron a full con las presentaciones.

    Otra cuestión es el valor real que tiene la cobertura en vivo del evento. Yo en general no le veo valor, otros serán fans de enterarse de todo en tiempo real, terceros piensan que entre tenerlo y no, mejor que esté.

    Justamente parte de mis preguntas a Vivian van a dilucidar eso: cómo extender el efecto de ese pico de actividad para que no resulte tan efímero? O basta con dar el golpe y lo que sigue es planear el próximo?

    El core del tema Nokia en particular es ilustrar cómo algo aparentemente inocuo (NT es bastante más chico que SXSW, y el “riesgo” de seguir a 12 asistentes como yo es relativamente bajo) puede llegar a convertirse en una tortura cuando se satura hasta la exasperación. La relación con lo anterior? Si entre los tweets de un pescado promedio aparece un anuncio, pasa como algo “tolerable” (disclosure mediante, todos parecemos estar de acuerdo en eso), ahora si el fulano pasa anuncios el 100% del tiempo, dan ganas de matarlo.

    Fabio
    En tu blog, puedes hacer lo que gustes, yo no lo leo. Idealmente, los standards de la industria editorial resultarían una buena guía para operar, pero nadie está obligado a adoptarlos. Caveat: lo más probable es que se te juzgue por ellos, hayas decidido seguirlos o no, porque son representativos de un ideal que mejora mi experiencia como lector. Cuando marcan los contenidos pagos, verifican la información y hacen sonar las 2 campanas, yo me informo mejor.

    En MI TIMELINE, no puedes hacer lo que gustes. Por eso elegí no seguirte. Es el único control que tengo y lo ejerzo con gusto. Y este post no es una indicación de cómo deberías portarte, sino una expresión de mi visión: cuando los esfuerzos por comercializar un espacio superan el valor del contenido que provee, dejo de ser parte de él. Voto con la chequera.

    Eres libre de no leerme, right?

  10. Para empezar muy buen post
    La verdad que les duele a los Social Media Guru, o futuros Social Media Guru, que se los critique, hay veces que no hace falta pagar para que hablen de algún evento o marca, con productos o viajes ya es suficiente 😉
    Estos 2 tweets de Ricardo Galli representa mas o menos lo que pienso.

    @gallir Blogger: aquél que pone a parir a Nokia durante todo el año pero calla como puta durante el #nokiatalk 😛
    http://twitter.com/gallir/status/14762984018

    @gallir Nokia según bloggers: ese sistema inusable y anticuado, pero espectacular durante la #nokiatalk 😛 😛
    http://twitter.com/gallir/status/14764277291

  11. gracias por NO contestar casi nada de lo que dije 😀

    igual sigo en la misma ¿propuestas? no hay una sola idea picando por ahí como para decir “oh, que buena idea de poder tener algún retorno de inversión, o aunque sea ver un mango por dedicarle 8 horas al día a un blog y que no sea adsense que nunca garpa bien”

    sigo esperando propuestas 😉

  12. Fabio, estás esperando propuestas en el lugar equivocado, te recomiendo cerrar esta pestaña. Si le dedicas 8 horas al día a un blog y un tercero te tiene que estar dando ideas para ganar dinero con él, me parece que lo que falla no es la falta de interés del tercero, right?

  13. Andres,
    eso califica como un “perk” ¿en serio es tan facil prostituirse para vos? 😉
    Ahora, hablando en serio, fabio tiene un punto muy bueno; Nokia no pagó y Ford si pagó y WordCampBA tampoco pagó; conozco un flaco que hizo casi 110 tweets sobre WordCamp y nadie lo puteó ni mucho menos…. ¿porque? porque básicamente sirvió para comunicar y cubrir un evento.

    Me pasó un mes atrás con #wes2010 y donde cubrí la charla de Mike Lazaridis y de Will.I.Am en vivo y con Twitter… pese a ser 3 días de tweets “de nicho” nadie se quejó.

    Es simple uso de la herramienta y creo que hay una diferencia gigantesca entre lo que hablás de prostituir un medio y usar un hashtag; asi como el comentario de Ricardo debe haber sido dirigido a una sola persona que en ningún momento dijo que Nokia era una maravilla 🙂

    En definitiva, me parece válido y MUY bien planteado tu punto, simplemente no lo comparto porque Twitter es una simple herramienta de comunicación que uno elige como usar y como no 🙂

    BTW, sin que haga falta aclararlo (pero por las dudas por Ramiro) me considero amigo de Eduardo, Andrés, Ricardo, etc.etc. y a mi SI me gusta Nokia desde antes que el nokiatalk (que sigo sosteniendo fue un ejemplo mal elegido :P)

  14. Mariano: exacto, diferencia gigantesca. Me parece que voy a sacar a la merde lo de Nokia de ahí porque confunde más de lo que ayuda. Era un post de 3500 palabras y corté donde no debía. Lo voy a mover a un post independiente y espero poder mover los comments.

  15. Gustavo: hay que ver en qué reencarnan. (Hoy @Grizzluza decía que los que más usan el término “guru”, jamás se han acercado a India ni en mapas!)

  16. pues mira, que del social media hay tan poco que hablar que hasta un post de twitter lanzaste! no me das otra opción que escribir un libro al respecto.

    no pueden reencarnar en nada. si existe un social media guru dentro de un año es como si hubiera un email guru en la actualidad.

  17. Hey hey,
    Tanto alardeo / aclaración de bloggers aquí no hace más que legitimar lo que el autor del post escribe.

    Muy bueno el post.

  18. Ah, claro, da el cuero para decirle a los bloggers/twitteros que NO hacer con sus propios medios pero no para decir que SI hacer?

    yo se perfectamente que hacer y lo estoy haciendo, hay mucho por innovar y muchísimo más por evangelizar a los antiques que toman las decisiones, porque todavía es un mercado nuevo y que está aprendiendo.

    vos querés que forcemos los errores de la prensa escrita tradicional y la TV porque “eso es lo correcto” pero lo decís a partir de la ignorancia absoluta (o pasaste de largo intencionalmente un punto) y es que los “periodistas” también venden sus notas y sus contenidos, si no sabés, bueno, ahora te enterás, y no, no aclaran, las hacen pasar. Visitá un día una redacción el día del periodista.

    Evitás contestar absolutamente todo lo que te propongo y te derivás por la tangente, ¿que sucede? tampoco dije nada tan grave, pensé que era un blog, no los comments de La Nación o Clarín.

    Obviamente no espero propuestas tuyas porque no se te cae una idea al respecto, sólo querés, según manifestás, un mundo “ideal” donde los bloggers viven del aire y ese aire sea riquísimo 😀

    Así que este post es como el anti-post contradictorio y sin un camino en particular más que un rant quejoso pero que no propone nada que haga crecer al medio, sólo criticar que te molesta que tu timeline, que creés te pertenece (para mi no le pertenece a nadie, a cada following que tenés le entregás una fracción a él como si fuesen acciones o un crédito, no decidís vos que twittean los demás), se llene de cosas que no te gustaría ver.

    Onda… a joderse, es como que le digas a un diario o canal de televisión que haga su trabajo por amor al arte y no exista tanda publicitaria alguna “no me llenen el aire y las radiofrecuencias de publicidad no solicitada”, simplemente hipócrita (o absurdo) de tu parte el planteo sin la mitad “alternativa” que te está faltando.

    Y vuelvo a decir, gracias por NO contestar nada de lo que se te comenta, cero discusión, cero compartir ideas, es como hablar con una pared, no me lo esperaba ¬¬

  19. Andrés, es válido el debate… específicamente con el término “gurú” hay un tema. La palabra gurú es una palabra que viene del sánscrito y quiere decir “maestro” más bien por el lado de “guía espiritual”. Por ejemplo: Gandhi fue un gurú. Pero cualquiera que ejerza válidamente la docencia, guíe jóvenes y esté comprometido con la tarea, es un gurú. Lo de los social media que dan la materia de “estrategias de marketing y branding (¿?!) y comunicación digital 2.0” en una universidad pedorra cara y donde cualquiera se recibe dsp de 4años de cuota paga, esos, son cualquiera. 🙂
    Beso

  20. concuerdo con Fabio en que a tu crítica le faltan algunas PROPUESTAS que la acompañen. Es muy fácil criticar lo que hacen otros si no estás metido en eso y no sabrías cómo resolverlo si estuvieras.
    Una lástima, porque el post en general es muy revelador e interesante.

    Si un blog tiene 10 seguidores son “amigos”, si tiene 100.000, son “audiencia”. Te guste o no, no es algo que lo inventen los bloggers.

    Y por otro lado, yo no veo la diferencia que vos nombrás pero no explicás con los medios tradicionales. Acaso no hay chivos en la TV? no hay propagandas y cortes comerciales? O viven del aire? Acaso no pasa lo mismo en diarios, revistas y radio?

    Tu problema es que soñás con un twitter y una blogosfera meramente amateur. En la que sólo se hable de qué comiste y cuándo fuiste al baño. Pero eso es un error de percepción. Un blog es sólo un medio, que puede ser amateur como una revista que se reparte en mi barrio o profesional como un programa de TV.

    ¿Querés separación entre editorial y publicidad? ¿Querés verificación de fuentes? ¿Querés balance editorial?
    Eso lleva tiempo y recursos. Pero es un enorme error pensar que sólo los grandes medios pueden hacerlo.

    Y los bloggers y “social media gurú”, para profesionalizarse deben dedicarle mucho tiempo y recursos, y deben (o deciden hacerlo) ganar dinero con esa actividad. Sólo un blog grande atrae pautas publicitarias y para eso tiene que ser profesional en mayor o menor medida.

    Ese es el tema: pareciera que querés programas de TV buenos pero no querés ver los cortes comerciales. Querés que te informen pero no más de lo que a vos te gusta, para no sentirte “saturado”; ni menos para que no te interese seguir a un @user.

    Yo de tu post me llevo, en resumen, la “advertencia” que hace sobre ciertos casos (que vos los ves por todos lados, pero que en realidad son abusos, no son la norma).

    Abusos de parte de las empresas: creer que invitando a 12 bloggers a un evento y darles sanguchitos pueden ahorrarse una campaña publicitaria y que “los boludos esos hagan gratis el trabajo”. Abuso de parte del que acepta eso. Abuso del que no aclara qué es qué. Abuso del que no tiene criterio para separar la opinión personal de un review.
    Pero también abuso del egoísta que demanda demasiado de un blog/twitter y un blogger/twittero, que lo informe y lo entretenga, pero lo haga gratis y “no lo moleste” con post patrocinados, ni banners, ni adsense, ni nada.

    Saludos. Excelente artículo!

  21. Fabio:

    Creo que mis -presumiblemente ausentes- comentarios te exasperan porque estás convencido de que te DEBO una respuesta.

    No conozco qué pasa en los comments de Clarín o La Nación, sinceramente llevo unos 8 años sin pasar por esos sites, más que siguiendo algún deep-link ocasional y JAMÁS dejé un comentario en ellos.

    Hay medios serios, que por reglamento interno devuelven los regalos (punto 3) y no mandan gente a los junkets. Los equipos comerciales sólo conocen la cantidad de páginas que tienen que cubrir, sin conocer el contenido. Hay empresas editoriales profesionales, y hay pasquines que no saben distinguir lo comercial de lo editorial, se cagan en las fuentes y en el balance. Uno elige qué quiere leer y qué ideales prefiere adoptar como buenos. El día del periodista como lo conoces, es un invento argentino.

    Vos eras chico, supongo, pero cuando apareció el servicio de TV por cable, la promesa era que la suscripción te evitaba la publicidad. Ahora hace 15 años que PAGO una suscripción para que me pasen comerciales en un espacio supuestamente “sagrado”. Mi respuesta? Zapping.

    Lo mismo hago con Twitter. Le “confío” esas porciones a terceros, y se las reclamo cuando las usan mal.

  22. Pingback: ¿Cuánto cuesta tu reputación? | Medio Bestia

  23. igualitito a @isopixel que en el Congreso de la Sociedad de Internet dijo que cobra por sus comentarios delante de los casi 100 mil followers y que ahora tiene cuidado hasta con los comentarios de las peliculas y productos. que le han reclamado empresas completas por que dice algo en tu twitter y todo mundo se entera, y muy mamon desconecto su modem inalambrico y dice “y no les digo de que marca es esto porque me pagan por decirlo” la verdad es que muy mamon el guey. @isopixel.

  24. Pingback: Nuevo streaming de ElPlog.tv » ElPlog.com – V6.1

  25. Pingback: Week-Log.362

  26. Pingback: Twitter Promoted Trends

  27. Hola Andres, que tal?

    muy buen post, clarisimo en su enunciacion y filosofìa. Esta es “la” discusion acerca de la participación de las marcas y compañías en la web, del ejercicio del trabajo de blogger y el balance entre ambos. Algunas cuestiones que me interesa retomar.. comparto y adhiero por completo a esas tres enseñanzas forjadas en 200 años de periodismo; sin embargo no me animaría a afirmar que estos tres pilares rijan para todo el ejercicio del periodismo actual, no sólo en ARG donde es claro que nos hemos alejado de ellos-a veces de manera obscena-, sino con casos particulares en todas partes del mundo. Nada es ya tan impoluto como antaño, incluso en entornos super regulados y con fuertes codigos. Noticia (y silencio) son mercancía. Y creeme que como ex PR sé perfectamente de lo que hablo.

    Mas alla de la regulacion externa, creo en el libre albedrío y sus consecuencias: vos decis que “decir algo falso a cambio de dinero es una de las peores afrentas a la confianza” y pocos podrian refutarlo. Cada periodista asi como cada blogger, es esclavo de sus publicaciones y dueño de sus paginas en blanco. Cada uno sabrá como usar esa confianza que le habrá llevado mas o menos tiempo en construir, cada uno elegirá ponerla al servicio de marcas o compañías que le pagarán más o menos morlacos por sus palabras. Y aca es donde llego a mi punto: de la misma manera, cada lector elegirá seguir teniendole confianza o escupirle publicamente y en la cara que se vendió por un mierdoso banner, un cheque o un viaje de cortesía. La confianza es una construcción también basada en la coherencia, y nadie resiste un googleo hoy en día, o un search en el propio blog. Creo que es fundamental no subestimar la inteligencia de los lectores y su capacidad para “oler” cuando hay plata detrás de algo. O su libertad de hincharse las pelotas de un TL lleno de información inutil sobre algo que no le interesa, y celebro la practica del muteo o del unfollow como una manera de separar la paja del trigo y hacer pensar al otro acerca del uso que le está tanto a los espacios.

    Es evidente & logico que en un blog el limite entre hablar sobre algo por gusto e interés personal o por un contrato de trabajo a veces no es tan claro; la coherencia de ese blogger, su record historico es lo que va a separar la paja del trigo para sus lectores y colegas, quienes al final de dia son los unicos “monitores” de esa coherencia.

    Ultima: el papel de las agencia de prensa, de compra de medios, de los dptos de MKT. Muchas veces dirigidos por gente que no sólo no entiende NADA sobre Internet, sino a la que tampoco no le interesa este limite, y solo quiere medir impacto, share of voice, buzz y una serie de neologismos absurdos. Constituyen, sin lugar a dudas, una de las peores amenazas, porque ven el cortisimo plazo, y no entienden su actividad como parte de la construccion y del seteo de las reglas de juego en un nuevo terreno distinto a lo que conocian. Cada blogger que siga su juego sin transparentar sus relaciones con las marcas, sus contratos de trabajo con las marcas, hará su aporte para embarrar mas la cancha y, de esa forma, embarrar a los que -de un lado o del otro- sí ocupan su lugar con responsabilidad y transparencia.

    La historia, sus seguidores, Google y sus pares serán quienes los juzguen.

Comments are closed.