Tu red está rota

Hoy lo dije en una conversación “en corto”, pero me gusta. A quien le sirva:

Si la red hace que alguien insoportable sea tolerable, la red está rota.

Tus espacios, timelines, redes, etc., acaban poblados por gente con la que no te tomarías un café. Tus sonrisas, escapadas, brindis y respiros se comparten con desconocidos que se preguntan cuál es el lazo que los une contigo (o cómo monetizarlo).

Defender lo indefendible argumentando que “son contactos de negocios” o “es gente con la que tengo que quedar bien” sólo muestra que haces negocios con la gente equivocada y quedas bien con quien no debería interesarte quedar bien.

Imagina lo feliz que serías si pudieras ser auténtico y vivir tu vida sin segundas lecturas o poses tan fútiles como evidentes.

Tentador, ¿verdad?

La solución está a tu alcance. Arregla tu red.

Y si comienzas por Twitter o Facebook, tu percepción de las relaciones interpersonales está rota. Pero de eso hablaré otro día.