Nuevo mundo, viejo mundo

Caminando por Aranjuez encontré este cartel en varios comercios de la ciudad:

Protesta de comerciantes en Aranjuez

Protesta de comerciantes en Aranjuez

Sin preguntar, sospecho que es la respuesta de los comerciantes de la ciudad a una iniciativa del gobierno para extender los días de servicio de los locales, como ocurre en muchos centros turísticos.

No debería dejarse este tipo de decisiones a cada comerciante? Entiendo que por una cuestión estética, el gobierno municipal quiera adherir la mayor cantidad posible de puntos -negocios abiertos generan visitas / compras / permanencia y si la conversión es lenta, pasa mucho tiempo hasta que la mayoría se pliega.

No se puede solucionar con un incentivo en vez de forzar los nuevos horarios / días? No habíamos alcanzado el nirvana del libre mercado hace tiempo ya?

Quien vea que abrir los domingos es negocio, lo hará. Quien vea que otros facturan más a causa de esto, querrá sumarse un poco más tarde. Y si eso genera un mayor flujo de peatones en las calles, la elección lógica será acomodar un poco la agenda de más negocios para atenderlos.

La teoría económica indica que una mayoría de los actores tomarán decisiones tendientes a maximizar su beneficio individual (Nash más tarde propondrá que cuando los actores operan como grupo consiguen un óptimo que beneficia al grupo).

También escuché en un noticiero que “llega el verano y el gobierno autorizó las rebajas”. No es mucha intervención? Keynes pedía acción gubernamental pero no sé si TANTA.