Se fue el Negro

Roberto Fontanarrosa me regaló muchas risas y me mostró muchos rincones desde donde el mundo se veía diferente.

Desde sus comics y sus cuentos (le debo la lectura de sus novelas), Fontanarrosa pintó un mundo de absurdos cotidianos.

Inodoro Pereyra, después de mucho tiempo tirado sin hacer nada, se alarma al ver un grupo de buitres volando sobre él.

– Mire Mendieta, cómo vuelan en círculos esos pajarracos.

– Y bueno, Inodoro, no querrá que vuelen en cuadrados -contesta el perro.

Nada más, nada menos. Ahora se fue a otro bar.

Chau, Negro, ponete cómodo y pedí un café.

2 thoughts on Se fue el Negro

  1. Estimado Andres:

    En “Is there anybody outhere” también menciono mi histora / relación personal con las ideas del “Negro” y su recién muerte. Puse una “pipa en honor” e la lista del pipaclub, no ví que nadie respondiera, que bueno que leo a través de tu blog que al menos existe algúno conocido que le pego. Un abrazo! Antonio

Comments are closed.