Bye bye AdSense

A los robotsseñores de AdSense no les gusta mi website, dicen que incluyo demasiado material “adulto” en lo que publico, así que tengo que hacer “los ajustes necesarios” para seguir usando AdSense en este blog. OK, ajustado.

Me sirvió de reality-check, para pensar un poco qué hago acá. Este blog no es un medio -como una revista es un medio-, y en consecuencia, no debería tratarlo como tal. El objetivo de esto no es generar toneladas de tráfico para vivir de las monedas que que se generan por click, sino ser el fertilizante de tooooooodas esas cosas que ocurren indirectamente a partir de publicar un blog: conocer gente interesante, participar de una comunidad mundial, recibir invitaciones a eventos, organizar uno, encontrar clientes y -ocasionalmente- que una empresa quiera anunciarse en este blog.

Y esos anuncios que aparecen entre algunos posts? AdLeaf, un sistema que me cayó simpático. Se trata básicamente de traffic exchange: yo les presto el espacio, y a cambio ellos me mandan gente que probablemente se interese por lo que tengo que decir. Mucho mejor que unos pocos dólares por mes.

Bye bye, AdSense, fue interesante mientras duró.

Bye bye, AdSense

I’ve got a couple of messages from the AdSense team stating that my writing is too “adult” for their liking, and I need to “do the necessary changes” if I want to keep using AdSense on this blog. I don’t.

I’m not writing for the traffic, this is my playground, no my media. I’m writing to enjoy all those things that happen indirectly when you blog. And I have plenty.

Bye bye, AdSense, it was interesting while it lasted.