Jugando en/con Twitter

Acabo de meterme en Twitter, culpa de la insoportable, irracional, exasperante, cerebrosecante insistencia de E. Arcos, y hasta ahora me gusta. Hay algo con lo que hice click, pero no estoy seguro si pudo expresarlo claro: es como IRC, pero sin necesidad de responder.

Uno puede balbucear todo lo que se le ocurra: qué haces, qué piensas, qué estás comiendo. Otras generaciones llamaban “bloguear” a esta actividad umbilico-contemplativa, y a la página donde se muestran los updates de tu grupete de amigos, la llamaban “lector de feeds”.

Es ideal para esos mini-micro ratos en que uno no puede hacer nada, por ejemplo cuando sincronizas la Palm o mientras mandas un mail pesado, o cuando esperas que los videos de 1938 Media se cansen de “buffering”.

Mi perfil en Twitter.

Playing in/with Twitter

I’m on Twitter, and I’m liking it. I’ts like IRC, but without the need to answer anything. You can just ramble about what you’re doing, thinking, eating, whatever you want.

Previous generations called this “blogging”, and the page that shows you what you and all your friends entered into the system is the next Bloglines.

Catch up with my idling on my Twitter page.