Spam y libertad de expresión

La última tendencia en los spammers argentinos es intentar confundir a los destinatarios de su basura diciéndoles que mandan spam porque es su derecho legal.

Ya van varios mensajes que recibo, con leyendas similares a esta:

“Este es un email legal, libre de virus y contiene información de cursos y seminarios que consideramos de su interés. De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26.032, cuyo texto se encuentra en: http://infoleg.mecon.gov.ar/ la libre distribución este email está autorizada por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo…”

El primero, que me sorprendió mucho, vino de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, la segunda cayó desde aCordoba.com, una guía turística que ojalá desaparezca.

Chicos, no hay nada en ninguna legislación mundial que confunda la libertad de expresión con el spam. No se engañen, ni pretendan engañar a otros.

Spam and free speech

“This message is protected by free speech legislation”, said the last swarm of argentinian spam. The worst thing is a couple of them seemed to come from pretty serious organizations, like the University of Buenos Aires.

Let’s be clear about something: look as much as you want, you’ll never find a case, anywhere in the world, in which the legislation confuses free speech with the right to send spam. Spammers: don’t fool yourselves, and don’t try to fool the rest of us.