La única iglesia

Hoy en minid.net leí una frase que mi hermano tiene garabateada en la pared de su habitación:

La única iglesia que ilumina es la que arde

Hay tanto de cierto -al menos para mí- en esa frase, como de exuberancia activista-estudiantil. Hordas de zurditos desvelados que se devanan los sesos ideando nuevas formas de derrotar al sistema que les da de comer y los acoge alegremente cuando un día se despiertan y descubren que su tema favorito suena en el elevador.

Todavía se despiertan en mí esas llamaradas cuando escucho o leo expresiones de fanatismo religioso. Me sorprende y asquea encontrarme hoy con metodologías de control de masas pergeñadas en el siglo 5.

La jihad de Bush, la de Osama, la de Olmert, las de todos los que enarbolan la bandera religiosa para soltar bombas, ruegan por que alguien se despierte y pregunte algo. No importa qué, algo.

Una sencilla pregunta es lo peor que le puede pasar a un dogma. Es lo peor que le puede pasar a un fanático.

Lo único que habría que preguntar, y sí, estoy siendo simplista, es: “¿Alguien me puede repetir por qué estamos haciendo esto?”

“The only church that illuminates is the one on fire”

For me, that’s true, and also brings back the discourse of many exuberant student activists I found dwelling on my college. An army of lefties up all night trying to devise the ultimate way to beat “the system”. The same system that feeds ‘em then and happily takes ‘em back the day they wake up and take a shower.

I stil react fiercely to any expression of religious fanaticism. I always get startled and nauseous when I find myself in front of those mass control methodologies dated on the 5th century.

Bush’s jihad, Osama’s, Olmert’s, the jihad of everyone who raises its religion as an excuse to drop a bomb, begs for someone with the will to ask a question. Just that, a simple quiestion.

The simplest of questions is the worst thing for a dogma. Is what a fanatic never expects.

I’ll be simplistic, please bear with me. All you have to ask is: “Why are we doing this again?”

3 thoughts on La única iglesia

  1. Contento estoy porque por lo menos veo que entre “toda la bosta que hay en mi habitación”, como vos decís, encontraste algo de parecido conmigo, aunque sea algo.
    Quizás lleno de exuberancia activista-estudiantil cuando lo escribí, pero lleno de verdad cada día q pasa y lo leo en mi pared, porque es inevitable (lo tengo arriba de la almohada).
    Es un fanatismo religioso que esconde un gran negocio y mucha violencia y guerra atrás (desde las Cruzadas, o mucho antes también).
    Preguntás por qué pasa ésto,… porque está lleno de gente simplista o ignorante que necesita creer en algo y tener un destino ya forjado por la fuerza divina… giladas…
    Me encantaría escribir mil hojas, pero ya aburro…

  2. Acá tenés espacio para comentar cuanto quieras, pero con TU blog, podés hacer lo que se te cante.
    Escribí toooodo lo que se te ocurra. YA! en martin.bianciotto.com.ar 😛

  3. It seems your brother doesn’t want to be in the web. That’s nice. I like him.

Comments are closed.