Una de dos

Desde Ad Tech NY, B.L. Ochman rescata (entre otras) esta cita:

Shawn Gold, “There is no way you can run content through legal and marketing and create a good blog.”

(No hay manera de hacer que tu contenido sea aprobado por el área legal y la de marketing y con él crear un buen blog)

Con la cual estoy bastante de acuerdo.

Veo dos maneras de interpretar esto:

  • La “voz” de las empresas es completamente artificial, “bendecida” por legal y marketing, su mensaje es forzado / falso / sobreprotegido y no se puede establecer una buena conexión con la gente así.
  • Legal y marketing deberían quedarse al margen de este tipo de iniciativas. Pero en este caso, ¿quién es el responsable? Seamos realistas, una corporación de miles de empleados estaría en problemas si los empleados empiezan a decir lo que se les ocurre.

(Claro que no hablo de censura, palabra que me asquea. Imaginen a un ejecutivo de marketing de HP diciendo “Dell vende mierda!” )

¿Entonces? ¿Qué hacemos? Hasta ahora las empresas que logran publicar un blog que REALMENTE conecte con la gente, en general lo hacen a través de un dueño o directivo de personalidad fuerte, al estilo Bob Parsons.

Las agencias de relaciones públicas y otras empresas (calificados como “clueless” por la blogósfera en general) que intentan publicar blogs como herramienta de emisión de comunicados de prensa, terminan provocando risas y hastío en sus (3 ó 4) lectores.

¿Será posible darle naturalidad a la voz de una empresa, mientras se protege el interés corporativo de dar un mensaje “esterilizado”? ¿O simplemente hay que admitir que un blog está fuera de las herramientas de comunicación que una empresa puede usar convincente y efectivamente?