Vergüenza ajena

José Gutiérrez Vivó
Radio Monitor

Ya escuché un par de veces a Carlos Alazraki leer su “carta” los lunes en el programa Monitor de Gutiérrez Vivó.

Yme dio pena. Un hombre adulto, empresario, un asesor de grandes corporaciones haciendo el ridículo en la radio con el fin de autopromocionarse.

Para quienes no terminan de entender: Alazraki escribe una carta todos los domingos y la lee todos los lunes en el programa Monitor. Y parece que no se prepara para ninguno de los 2 eventos.

El texto de la carta carece de toda lógica. La estructura es débil, cuando existe. Lo peor: la lectura. El autor de la carta lee como si estuviera al frente de su tercer grado de primaria, sin ningún énfasis y con entonación pueril (preguntas terminadas “hacia arriba” y demás aberraciones).

Yo podría hacerlo mejor. Si tuviera los mismos incentivos que Alazraki, llámese alimentar el ego, retribución económica, beneficios por figurar en medios, etc., podría encontrar tiempo para dedicarle a mi columna para la radio. Pero contrariamente a lo que se pueda creer, la idea no me atrae para nada.

No busco “desbancar” a Carlos Alazraki y ofrecerme para reemplazarlo. El (discutible) glamour de los medios de comunicación no es carnada para mí. Lo que necesito y exigiré sin cansancio, es que quienes controlan los medios y quienes trabajan para los medios cumplan con su obligación de buscar la excelencia.

Semejante exigencia raya en lo utópico en muchos casos, pero debemos apuntar alto para conseguir lo que deseamos. Soy un consumidor de su producto y uno de los puntos de la medición de audiencias que usan para vender publicidad. Así como de Telmex requiero que mi teléfono funcione a diario, de InfoRed requiero que hagan valer el tiempo que les dedico.

Los medios de comunicación tienen la responsabilidad de educar mientras informan. Cuando escucho su programa, siento que estoy aprendiendo. Ustedes me informan cada mañana del estado del mundo, cerca y lejos. Con sorpresa descubro hasta dónde llegan la ciencia, la tecnología, y la insensatez de algunos gobernantes.

Toda esa mística se rompe en pedazos cuando escucho a Alazraki y su carta los lunes. Porque no dice nada y lo dice mal. Porque no es especialista de los temas que aborda, es especialista en publicidad y su paso por la radio me da a pensar que no es de los mejores. Es muy probable que mi estrecha óptica no represente la opinión de la audiencia en general, pero imagine cuán grave me pareció la falta, que me llevó a escribir todo esto.

José, creo firmemente que podría tener un gran programa. O por lo menos uno que me guste mucho más. Un primer paso es abandonar los “amiguismos” y “egotecas” en pro de calidad de contenidos y locutores. Sólo el primero.

One thought on “Vergüenza ajena

  1. Bueno, no podría estar más de acuerdo!. Ademas,( no soy priísta) pero cuando´ví la campaña que diseño para Carlos Madrazo, me impactó su vulgaridad y falta de imaginación; de manera que, como Ud., tampoco creo que sea buen publicista!Por favor señór Gutiérrez,flaco favor le hace a su programa con esa participación.

Comments are closed.